Editorial

LA EDITORIAL RV

Los maestros que quieren un SNTE más democrático están propugnando porque se elija de manera libre, universal y secreta a su líder nacional y que después se haga la misma operación en los seccionales, porque no quieren solamente representantes que estén en la política, sino que vean por sus intereses de manera concienzuda

Los maestros del país ahora tienen una bronca con su sindicato, porque el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) pretende que se hagan elecciones de comités en cada circunscripción y estado y después hacerlas a nivel nacional, aunque claro, ya arreglados los designados para que se pueda perpetuar en el poder una dirigencia afín a la maestra Elba Esther Gordillo Morales.

Lo que los maestros quieren es que se elija bajo los nuevos reglamentos del sindicalismo al líder nacional, a través de los principios del voto libre, universal y secreto y que de ahí se parta para hacer las elecciones de todos los seccionales y de sus derivados, con la finalidad de que los representantes sean electos y que no se conforme otra vez una camarilla de fieles al poder que no vean por los intereses del magisterio que está propugnando por verdaderos beneficios y no por tener líderes que estén manchados de corrupción y que además solamente vean por sus intereses.

Hoy hubo una revisión sobre el tema en Ciudad Valles, porque una parte del magisterio y de los sindicalizados desean que, ante el inminente regreso de la maestra Elba Esther, se pueda tener un Sindicato igual de fuerte, pero más horizontal en su actuar.

El jurídico de la DAPAS, Edgar Enrique Sánchez González respondió el dicho del abogado del Sindicato en huelga, José Matilde Hernández de que la justicia tarda, pero llega, anunciándole que le tiene una sorpresa en su contra, legalmente hablando, a partir de la semana que entra

El jurídico de la dirección de DAPAS, Edgar Enrique Sánchez González respondió al abogado del Sindicato del organismo que todavía está en huelga que “se prepare”, porque le tienen una sorpresa legal para esta semana que viene, es decir, le respondió con sus palabras, pero en viceversa, ya que José Matilde Hernández Méndez afirmó sobre la legalidad de la huelga y lo que él piensa como un triunfo inminente del Sindicato que la justicia tarda, pero llega, sin embargo, Sánchez González dijo lo mismo pero contra su persona.

Al margen de los procesos legales que hay alrededor de la DAPAS, entre los que se incluyen demandas y amparos por sacar a Alejandro Ballesteros y su directiva de la paramunicipal y la defensa que están haciendo ellos sobre el caso, la huelga continúa porque no se ha declarado ilegal, ya que siguen dados de alta (en espera de reactivar cuentas precisamente por la huelga), los seguidores de Ballesteros y éste mismo, pero las contestaciones extrajudiciales parecen más pleitos que arreglos o procesos legales.

Habría que esperar las resoluciones de los juzgados federales y en la Junta de Conciliación, donde se dirime lo de la baja de Ballesteros y su directiva, antes de observar ganes o amenazas, porque eso, además de estéril, banaliza el encuentro de poderes sobre este delicado tema que tiene muchos pendientes.

La zafra en la que se molería la mitad de lo que normalmente se muele (1 mil 200 millones de toneladas) caerá a un tercio de esa cantidad, por la sequía, o sea que la economía también sufrirá de un derrumbe

Vaya catástrofe ha sido la actual zafra del Ingenio Plan de Ayala que ha tenido hasta 20 paros técnicos de su molienda o porque no hay suficiente caña para entregar o por averías dentro de la planta y, aunque se preveía que la producción sería la mitad de lo que es normalmente, de 1 millón 200 mil toneladas, es decir, que se molerían 600 mil para este periodo, las cosas se pueden poner más dramáticas porque quizá se procese solamente un tercio del estimado común de cada temporada.

Estos cálculos los hace el líder del Grupo Ejidal de Producción Cañera, Carlos Iván Torres Morales, quien dijo que el cálculo general es de que se han molido 300 mil toneladas de gramínea y que hay en campo un remanente de 100 mil por llevarse al batey en las próximas semanas, es decir, un total de 400 mil toneladas que fracciona a un tercio la mitad de la economía local.

A saber: cuando se muele 1 millón 200 mil toneladas, el Ingenio paga un estimado de mil millones de pesos a los que producen la gramínea en preliquidaciones y liquidaciones, si la producción baja a un tercio, lo lógico es que se espere una ganancia de 300 millones de pesos, que no son suficientes para mantener a una ciudad en crecimiento y tomando en cuenta que el otro 50 por ciento de la economía, que es el comercio, se basa en la ganancia del monocultivo.

Habrá un año difícil para todos y es tiempo de diversificar los negocios en todos los sentidos.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top