Regionvalles

Editorial

LA EDITORIAL #Rv 10 junio 2017

Gilberto Almendarez Marín, señala error en el Congreso del Estado

Los contralorías municipales están precisamente para vigilar las formas en que los ayuntamientos hacen uso del recurso público; el problema es que los auditores son elegidos por el propio Alcalde, y entonces se convierten en juez y parte.
El Congreso del Estado, hizo reformas para quitarle a los presidentes municipales la facultad de elegir a los contralores internos, y que éstos fueran propuestos por la primer minoría de regidores y avalado por el resto de los integrantes del Cabildo.
En un análisis que externó Gilberto Almendárez Marín, ex secretario del Ayuntamiento, señaló que deberán de corregir la forma, porque el mecanismo de elección no es el adecuado, y consideró que no es la primer minoría quien tiene que designar al funcionario.
Si bien es cierto que el Contralor Interno debe ser autónomo, porque todavía hasta hace poco era subordinado del Alcalde, tampoco es la manera adecuada de designación.
La Suprema Corte de Justicia de la Nación le dio la razón a dos presidentes municipales que se inconformaron y promovieron un recurso de inconstitucionalidad contra la reforma hecha por la anterior legislatura.
Lo ideal es que antes de que inicie el siguiente trienio, los diputados deberían de reformar el proceso, que a nuestro parecer no hay como ser dependiente de un órgano separado del gobierno local; es decir, debería ser un área bajo el mando de la propia Auditoría Superior de la Federación (ASF) o en su defecto por la ASE.

Gabriel Rosillo Iglesias, con lagunas mentales

Y hablando precisamente de contralorías, el contralor en el Estado, Gabriel Rosillo Iglesias, admitió que existen inconsistencias en diferentes obras que se ejecutan a lo largo y ancho del estado potosino; pero resultó que no tenía a la mano cuáles son los municipios y qué obras son las que presentan las irregularidades.
Existe ya un peritaje sobre las obras de mala calidad, y es en espesor y materiales donde se detectaron la mayoría de las anomalías.
Aunque el Contralor aseguró que no recibirán ninguna obra “chafa”, lo cierto es, que ya despierta suspicacias desde el momento en que “no recuerda qué tipo de obras y en dónde se encuentran, ¿pues qué otras cosas más importantes puede tener el funcionario dedicado precisamente a vigilar que la obra pública se lleve a cabo conforme a las especificaciones legales? Amén que sea una situación tan común, que ya ni se presta la suficiente atención en ello.
A este tipo de “enjuagues” es al que nos referimos, cuando decimos que es necesario que los contralores también sean vigilados.
Al menos debería de aclarar el motivo por el cual se tiene tanta secrecía al interior de las contralorías tanto del Estado, como municipales, porque más bien pareciera que tratan de ocultar o “tapar” las “porquerías” de obra que últimamente se han sacado a la luz pública, y no necesariamente por los órganos auditores, sino por organizaciones civiles.
En cuanto a las cuentas públicas será el 15 de junio cuando se den a conocer los dictámenes finales, porque la Auditoría Superior del Estado hizo observaciones preliminares a las diferentes dependencias; sin embargo también se negó aclarar qué tipo de observaciones se dieron; así que deberemos esperar hasta la fecha citada para ver si ahora sí, la ciudadanía puede conocer lo que los gobiernos hacen con el dinero del pueblo, porque de que hay cola que pisar… la hay.

Carlos Iván Torres, pondrán a trabajar a sindicalizados de la DAPAS

Se supone que al ser sindicalizado en algún organismo o institución es precisamente para tener un mejor desempeño en la función; sin embargo no es el caso en el personal de la DAPAS, característico por los altísimos salarios, dádivas y otro montón de beneficios que adquieren cada año, y quienes la pagan -otra vez- son los indígenas. Pues resulta que dentro de los beneficios del personal sindicalizado del organismo operador del agua, está el descansar a partir del sábado en la tarde y domingos, por lo tanto no hay quién opere la planta de bombeo, la cual tampoco se puede dejar encendida todo el fin de semana; así que las 13 mil personas en nueve ejidos y nueve comunidades de la cordillera indígena tének, ya saben que tienen que hacer malabares para recolectar agua en recipientes, cubetas, tambos, rotoplas o con lo que puedan para contar con el vital líquido a partir del sábado en la noche o si bien les va, a partir del domingo.
El director de Dapa Rural, Carlos Iván Torres Morales, dialogó con el presidente municipal Jorge Terán Juárez, y pondrán en los siguientes días a una persona para que trabaje durante los domingos y el bombeo no pare.

Ricardo Gallardo Juárez, le preocupa la seguridad

Como una forma de disminuir el índice delictivo en el primer cuadro de la ciudad en la capital potosina, el alcalde Ricardo Gallardo Juárez, propuso la instalación de 100 cámaras de videovigilancia, que se sumaría a las ya instaladas.
Gallardo Juárez, estará haciendo las gestiones necesarias para obtener el recurso económico suficiente para invertir en infraestructura y equipamiento urbano.
Dentro de la estrategia para extender las zonas vigiladas sobre todo en pleno Centro Histórico, el Alcalde tendrá acercamiento con la iniciativa privada, como instituciones bancarias, franquicias de tiendas de conveniencia, para invitarlos a que se sumen al programa de prevención al delito, y adquieran de manera particular el equipamiento para la vigilancia de sud alrededores.
La propuesta del mandatario municipal, centra y garantiza su éxito al estar estrechamente relacionado con el C-3 y C-4, a donde estarían conectados los equipos de vigilancia.

La CNDH en el mundo del revés

Pareciera que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) únicamente está al pendiente de las irregularidades o abusos que sufren integrantes de la delincuencia organizada. Ahora resulta que la Secretaría de Marina (Semar) fue observada por el órgano “defensor” de los Derechos Humanos.
Es indignante que mientras la CNDH está más preocupada por personas que matan, secuestran, roban, trafican con armas y drogas, hay niños que se les niega la educación por su raza; en las calles vemos niñas víctimas de explotación sexual; nos enteramos diariamente de funerales de personas que fueron víctimas de negligencias médicas; niñas de 11 años embarazadas o con VIH por el abuso sexual de maestros o personas que pertenecen a alguna congregación religiosa; reclusos que enfrentan condenas de hasta 20 años por robar latas de leche, algunos menos tiempo porque pagaron en alguna tienda con un billete falso.
Y ay de aquella autoridad que se atreva a detener a un (delincuente) “menor” de edad, porque aunque tenga 14, 15 ó 17 años, si roba, mata, secuestra, trafica, es un delincuente. Hay estudios basados en la ciencia, que señalan que el ser humano tiene noción de lo que es bueno y es malo a partir del año de edad y tal vez desde antes.
Pero estas son nuestras autoridades, nuestros organismos defensores de los derechos humanos.. así que ¡Aguas! Mejor lleve un dinero extra para el asaltante, no lo vaya a querer denunciar ante la CNDH

Commentarios

comentarios

Al tope