Regionvalles

Lupillo González

¿Acostumbrarse al miedo?

Ya lo he comentado en otras ocasiones, muchos mexicanos viven con la ilusión que cada vez que cambiamos de gobierno las cosas van a mejorar, pero la realidad pronto nos alcanza y nos hace entender que las cosas nada mejoraron, al contrario: se agudizan.
Recuerdo perfectamente como Peña Nieto en campaña prometía contar con una estrategia muy efectiva para combatir la inseguridad, hoy la realidad es terrible y lo que vivimos concretamente en nuestro estado es alarmante.
Cuando pensamos que con Fernando Toranzo se habían marchado también los peores momentos de la inseguridad, vemos con gran preocupación que en este momento con Juan Manuel Carreras el problema se repite y aumenta sin que se hagan acciones contundentes para detener la inseguridad.

Los potosinos parece que nos estamos acostumbrando a vivir con miedo, en el terror y que cada vez nos impresionemos menos con las noticias que nos muestran un decapitado, un rafagueado, de una fosa con cuerpos desmembrados, de un asalto a plena luz del día en un lugar públicos. Que grave es tener que enterarte que en San Luis Potosí cada día existen más homicidios dolosos, más asaltos, más extorsiones y más secuestros.

Pero veamos la pirámide del problema. Dos de cada 10 armas vendidas en Estados Unidos entran ilegalmente a México lo cual es producto de la corrupción con autoridades a las que se les paga para combatir el tráfico de armas, pero en nuestro país las instituciones están carcomidas y funcionan al revés.
Aproximadamente 2.2 por ciento de todas las ventas de armas en Estados Unidos están destinadas al tráfico ilegal hacia México esto de acuerdo con una investigación auspiciada por el Instituto Igarapé y la Universidad de San Diego.

La percepción sobre inseguridad en las ciudades mexicanas va en aumento y en San Luis Potosí no podría ser la excepción.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), del INEGI, con datos de junio pasado lo arrojado es desgarrador, ya que el 70% de personas mayores de 18 años dijo sentirse con temor a ser víctima de algún delito. ¿En qué país vivimos?

El Informe de víctimas de homicidio, secuestro y extorsión al cierre del pasado mes de junio con datos oficiales de las Procuradurías y Fiscalías Estatales nos muestra una radiografía de miedo, pero vamos a revisar concretamente que datos tiene el estado de San Luis Potosí, aclarando que solo se pueden medir los casos denunciados, ya que la realidad sabemos supera y por mucho lo que sucede y jamás se denuncia.
Tan solo en homicidios dolosos de enero a junio del 2017 se tuvieron 226 casos, por homicidio culposo 147, 15 casos de secuestro y 88 extorsiones, en el caso de secuestro y extorsión San Luis supera a Sinaloa con 5 secuestros más y con 63 extorsiones más. En total se denunciaron 383 delitos en nuestro estado de los 4 rubros antes señalados.

Revisando datos comparativos con otros estados del bajío, Guanajuato trae números que duplican a los de San Luis Potosí en los rubros de homicidio pero en secuestro y extorsión se queda muy abajo. En Estados como Aguascalientes los homicidios son bajos en comparación con San Luis y en el caso de la extorsión a pesar de tener 45 casos se queda casi a la mitad de los reportados en nuestra entidad. Querétaro en total aparece con 255 casos denunciados, es decir 128 menos que San Luis Potosí.

En lo que va de la administración de Juan Manuel Carreras ya acumula 1,050 víctimas de asesinato y 50 casos denunciados de secuestro. ¿Entonces porque el Gobierno no está tomando con preocupación la situación? ¿Por qué parece que este tema no es prioritario o será que hasta el mandatario estatal ya se está acostumbrando a vivir con miedo?

Commentarios

comentarios

Al tope