Regionvalles

México y el Mundo

Carles Puigdemont descarta pedir asilo en Bruselas y acepta elecciones convocadas por Rajoy

CIUDAD VALLES, S.L.P. El presidente de Cataluña cesado, Carles Puigdemont, reconoció este martes que su permanencia en Bruselas pretende “internacionalizar” el proceso catalán como un “problema europeo”, desmintió que el propósito sea pedir asilo en Bélgica y aceptó como “un reto democrático” las elecciones que convocó el gobierno de Mariano Rajoy para el 21 de diciembre, en el marco de la intervención de esa comunidad autónoma, pero le pidió al Estado español garantías de que aceptará los resultados democráticamente.

“Respetamos el resultado de las elecciones del 21D como lo hemos hecho siempre sea cual sea el resultado. ¿Hará el Estado español lo mismo? Quiero un compromiso claro por parte del Estado. Es imprescindible saberlo porque si no, habrá dos tipos de votantes en Cataluña, los de primera y de segunda clase”, dijo en una multitudinaria rueda de prensa celebrada en el club de prensa de Bruselas, luego que el Ejecutivo belga le negara un espacio en el Residence Palace.

Puigdemont aclaró que no abandonó sus funciones, sino que tras conocer el viernes las acciones del gobierno español, acordó con sus `consellers´ mover una parte del gobierno a Bruselas, encabezado por él, para darle una visibilidad más evidente, “desde la capital de Europa”, “para actuar con libertad y seguridad”.

“La manera de expresarnos mejor sobre lo que pasa en Cataluña es viniendo a la capital de Europa”, dijo.

Asimismo, aseguró que no tiene la voluntad de “escapar de la justicia” española, que este lunes –cuando se conoció su salida de Cataluña rumbo a Bruselas—, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, anunció la presentación de dos querellas por varios delitos entre ellos el de rebelión, en contra de Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras, los trece `consellers´ y los seis miembros de la Mesa del Parlament de Cataluña, entre ellos la presidenta Carme Forcadell.

Sin embargo, aseguró que no volverá a Cataluña mientras no se den condiciones para poder hacerlo, por considerar que las actuaciones judiciales están “politizadas”.

“Si tenemos la garantía inmediata de un tratamiento justo, si nos garantizan un juicio justo, independiente y con separación de poderes, como en la mayoría de los países europeos, volveríamos de forma inmediata”.

“He decidido venir a Bruselas, que es la capital de Europa, para hacer todavía más evidente y actuar sin amenazas. Tienen que saber que desde que el gobierno español decidió ilegítimamente cesar al Govern, se retiró la protección policial. También hay motivos para estar más tranquilo y tener más seguridad en un momento en que hemos decidido no priorizar la confrontación social. Y no quiero exponer de ninguna manera a mis ciudadanos a otra ola de violencia”.

Según Puigdemont desde Bruselas puede seguir llevando a cabo sus funciones como presidente de Cataluña, pese a haber sido cesado el mismo viernes que el Senado español aprobó las medidas que el gobierno de Rajoy anunció para aplicar el artículo 155 constitucional, con el propósito de frenar la declaración unilateral de independencia.

El exalcalde de Girona y hasta el viernes presidente de Cataluña, puso especial énfasis en su mensaje sobre la opresión del Estado español al afirmar que la violencia siempre ha venido “del bando español” y presentó al bloque independentista como pacífico.

Entre las frases que destacó en esa línea, planteó: “Quiero recordar que el programa electoral con el que ganamos las elecciones del 27-s, registrado en la autoridad electoral española sin ninguna oposición, decía que esta legislatura acabaría con una declaración de independencia. Y ahora, este Estado me amenaza con pasar 30 años de prisión por cumplir con este programa electoral”.

Sostuvo que en Cataluña “no hay caos”, que el “caos empezó el 1 de octubre con la violencia por parte de la policía española”.

Con Puigdemont estuvieron presentes los consellers Meritxell Borràs (Gobernación), Antoni Comín (Salud), Joaquim Forn (Interior), Dlors Bassa (Trabajo y Asuntos Sociales) y Meritxell Serret (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación). Hoy se sumaron a éstos en Bruselas los consellers de Enseñanza, Clara Ponsatí, y Cultura, Lluis Puig.

Tras la conferencia en Bruselas, Puigdemont y el resto de su equipo de gobierno, encabezados por el vicepresidente Oriol Junqueras, los consellers de Exteriores, Raül Romeva, el de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, y el portavoz, Jordi Turull, se reunió en una sala del Parlament para dar una apariencia de normalidad.

Vía Proceso

Commentarios

comentarios

Más vistas

Al tope
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar