Regionvalles

Locales

Catarino Álvarez recuerda sus 33 años en la docencia

No se arrepiente de los correctivos aplicados a sus alumnos, pues ahora se lo agradecen

 

CIUDAD VALLES, S.L.P. “El magisterio es una carrera en la que hay que entregar todo el ser, para que otro ser viva”, considera Catarino Álvarez Torres, quien durante 33 años ejerció como profesor frente a grupo, hoy en el marco del Día del Maestro.

Nace en San Ciro de Acosta, en rancho El Pitayo, hijo de Benito Álvarez Oviedo y Rosenda Torres Turrubiates, tuvo cuatro hermanos, Daria, María Cruz, Andrea y Blas Álvarez Torres, fue el quinto de ellos, y desde pequeño se inclinó por el sacerdocio y entró al seminario en donde estuvo cuatro años estudiando, pero declinó ya que no pudo entrar a la Universidad por cuestión de recursos económicos.

Dice que al magisterio entró por hambre y necesidad, porque no le agradaba trabajar de maestro, sino que uno de los docentes que impartía la materia de psicología, lo impulsó y gracias a él se dedicó a esta profesión, ingresando a estudiar a la Escuela Normal Particular “La Patria”, donde estuvo tres años.

Se gradúa de maestro en 1964, posteriormente en 1965 lo envían a Ciudad Valles e imparte clases en la Escuela Primaria “Vicente Guerrero”, y decide cambiarse de sistema federal y solicita el cambio de institución y se lo conceden al ejido El Aguacate en Aquismón, después regresa a Valles y da clases en la “Francisco Villa”, entre otras, y se jubila en 1997, cuando impartía clases en la Escuela “Cuauhtémoc”.

Quiso a sus alumnos por igual, a algunos les llamó la atención, pero lo que hizo fue por su bien y no se arrepiente, porque algunos de los estudiantes ahora que lo ven, le dicen “no maestro, si no fuera por el reglazo que me dio, no fuera un hombre de bien”, y eso lo llena de satisfacción, confiesa Catarino Álvarez.

Recuerda a los alumnos inteligentes y deportistas que practicaban el futbol y basquetbol, porque le gustó mucho impulsarlo, y mucha gente lo conoció por ello fuera de las aulas.

“Los maestros no deben perder esta vocación del magisterio, porque es una carrera como el sacerdocio, como el doctor, que algunas veces uno tiene que dar todo el ser, para que otro ser viva”, detalla.

Ahora labora como integrante de la dirigencia de Jubilados y Pensionados, ocupando la suplencia de la Dirección de la Secretaría General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).

 

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar