Regionvalles

Porfirio López

El congreso estatal en Xilitla.

 

Los integrantes del congreso local estuvieron en el pueblo mágico de Xilitla  para presentarse ante la ciudadanía y que la misma fuera testigo del quehacer legislativo y del desarrollo de una sesión parlamentaria, dicha actividad se desarrolló en el marco de la celebración del 193 aniversario de la primera sesión legislativa ocurrida en ese mismo municipio en el año de 1824.

Si nuestros legisladores fueran sacados de las democracias parlamentarias noruegas o suecas otra cosa se narraría, pero dadas las condiciones silvestres de la mayoría de nuestros representantes populares esas actividades legislativas terminan convertidas en un acto que denigra aún más el papel de legislador en este país y en esta entidad.

Ya en otras ocasiones los legisladores potosinos han sacado su idea de tener un congreso itinerante para presuntamente estar cerca de los ciudadanos, se han ido a legislar a todas las zonas de la entidad y los resultados han sido los mismos: escasa asistencia ciudadana, opacidad parlamentaria, altos costos por el traslado de toda la logística legislativa, ausencia de rendición de cuentas y transparencia, toma del micrófono legislativo para realizar propuestas limitadas, acusaciones vulgares entre diputados y los más notable la ausencia de ciudadanos interesados en el trabajo de un legislador.

El ejercicio planteado por los integrantes del congreso local fue similar al desarrollado en la capital potosina cuando les corresponde sesionar. La presencia del Poder  Legislativo en Xilitla fue todo un espectáculo y terminó convertido en lo mismo de siempre: un conato de enfrentamiento verbal, burlas de los diputados a sus detractores, toma de “selfies” y fotos entre amigos para publicarlas en las redes sociales, diputados y diputadas  que nadie conoce, abrazos con su clientela electoral, declaraciones vagas, provocaciones entre legisladores , presentación de puntos de acuerdo, develación de placas conmemorativas del evento, adiciones legislativas y escaso argumento político.

La presencia de los integrantes del Poder Legislativo en Xilitla reprodujo los vicios políticos de la clase política y nuestra precariedad parlamentaria. Los diputados se regodearon en una pasarela política donde entraron sus incondicionales a ofrecer el besamanos y los abrazos de fraternidad política, enfrentamientos verbales con detractores o grupúsculos orquestados que terminaron en la anécdota o la crónica periodística, debilidad discursiva cuando se plantan frente al micrófono a presentar lo que los legisladores llaman puntos de acuerdo, adiciones a artículos de ley o iniciativas para presentar reformas en temas alejados de la realidad social.

La sesión legislativa se desarrolló entre el tedio y el aburrimiento  tal como ocurre en el Congreso de la Unión y en la mayoría de los congresos estatales de este país, los diputados presentaron ante la tribuna legislativa asuntos ajenos a la mayoría social de la entidad o iniciativas que suenan a ocurrencias. Como la sesión se desarrolló en un municipio huasteco, algunos  legisladores mostraron su humanismo legislativo con la región que en primera instancia desconocen.

Quizá por eso  el diputado Sergio Enrique  Desfassiux Cabello conocido solo por su pleitos y sus “affaires”  etílicos pidió aire acondicionado en autobuses de transporte público en Ciudad Valles, en tanto Héctor Mendizábal Pérez conocido por sus enjuagues políticos cuando fue presidente del PAN estatal pidió que el Cerro de la Silleta fuera declarada área natural protegida estatal y el diputado Oscar Carlos Vera Frabegat eterno representante de su negocio familiar conocido como Conciencia Popular presentó  un exhorto para que la Comisión Nacional del Agua intervenga con la finalidad de no tener seca la cascada de El Salto en el municipio de El Naranjo.

Los diputados potosinos que gozan del desprestigio social y que en cualquier encuesta o sondeo de opinión salen reprobados por el alto costo y el dispendio de recursos públicos, se dieron el lujo de aprobar reformas a la Ley Estatal de Fomento a la Lectura en una región que tiene los más bajos indicadores de educación y un rezago histórico en los niveles de lectura, aprobaron reformar la Ley de Fomento al Desarrollo Rural Sustentable en una zona donde las regiones agrícolas apenas sobreviven de la siembra de temporal o con esquemas de subsistencia debido a una pésima distribución de la tierra de cultivo.

Así como llegaron se fueron los diputados potosinos, su celebración y su sesión corrió la misma suerte de las anteriores ocasiones que han decidido –según ellos- estar cerca de los ciudadanos. El espectáculo legislativo seguirá siendo una constante en los diputados, así sea en la capital de Estado o en los municipios más emblemáticos de la entidad, ser diputado en esta entidad seguirá siendo por varias legislaturas sinónimo de dispendio, de corrupción y de opacidad.

Commentarios

comentarios

Más vistas

Al tope