Regionvalles

Íconos de la Huasteca

Cruz Roja en Valles, 76 años de historia

Fue fundada a raíz de los accidentes que ocurrían en la construcción de la carretera México-Laredo

Humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad, son los principios fundamentales bajo los que trabaja todo aquel que ingresa a las filas de la Cruz Roja, institución que en Ciudad Valles brinda ayuda a quien la requiere sin hacer distinción de ningún tipo entre una persona u otra.

La historia de esta benemérita institución se remota hacia el año de 1942, concretamente al 18 de abril, en que oficialmente inició su labor en esta localidad, y las instalaciones se ubicaron en la calle Blas Escontría de la colonia Obrera, cerca de donde antes estaba la clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Fue así que entre las carencias propias de un proyecto altruista que apenas veía la luz, un pequeño grupo de ciudadanos encabezado por el general Gregorio Osuna, el médico Eduardo Espinoza Moya, quien fue el primer director médico de la institución, el doctor Ernesto Tinajero, y quien entonces sería la primera jefa de enfermeras, Adela Dávila González, comenzaron a dar el servicio que hasta el día de hoy la Cruz Roja continúa brindando en la ciudad, inclusive en algunos puntos de los municipios vecinos.

De acuerdo a la memoria histórica, la determinación de fundar este cuerpo de auxilio en Ciudad Valles nació debido a los numerosos accidentes que ocurrían en aquel entonces sobre la carretera México-Laredo, cuando se estaba construyendo.

Una camioneta particular, que fue propiedad de una fábrica de hielo, fue habilitada y en ella se atendieron los primeros servicios de emergencia, hasta que les fue donada una ambulancia, y para el abastecimiento de medicamento y material de curación, se contaba con un crédito en la farmacia “Cirios”, que era propiedad de Ciro Purata.

Casi dos años después, el 2 de abril de 1944, la sede de la Cruz Roja Mexicana cambió y pasó a ocupar las instalaciones donde permanece hasta la fecha, en la calle Morelos número 59 de la zona Centro, a espaldas de la Presidencia Municipal, sitio que fue cedido en comodato por Romualdo del Campo, y para la construcción del edificio se contó con el apoyo de Erick Erickson, quien donó el material de construcción.

Es así que 74 años después, en ese mismo sitio, 22 socorristas, 3 enfermeras, y un médico general, contando con el apoyo de 18 pasantes de enfermería, brindan auxilio a quienes de alguna u otra forma llegan a esta institución.

Son también 6 personas en el Consejo Directivo, 3 administrativos, 3 damas voluntarias y 25 integrantes en el área de Juventud, quienes sumados a los antes mencionados conforman actualmente esta noble institución, y encontraron en el servicio a sus semejantes, más que una ocupación: un modo de vida.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar