México y el Mundo

De haber ganado el PRI o el PAN en 2018, a fin de sexenio ya no existirían Pemex y CFE: AMLO

“Lo que estamos haciendo es poner orden. Me llama la atención, y es un timbre de orgullo, que digan que estamos protegiendo a la CFE y a Pemex: pues si, para eso me pagan”, dijo el mandatario.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los diferendos del presidente Andrés Manuel López Obrador con trasnacionales energéticas, continuó hoy con la afirmación de que mantendrá abierto el sector eléctrico a la inversión privada, pero sin permitir abusos.

Inclusive, en la defensa de su postura, aseguró que de haber ganado el PRI o el PAN en 2018, al finalizar este sexenio Pemex y la CFE habrían dejado de existir; en contrario, su plan de gobierno implica rescatar a las dos empresas energéticas del país.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador sostuvo que los únicos negocios que deben importar a su gobierno son los públicos, afirmación a partir de la cual señaló a diversas empresas por monopolizar los negocios eléctricos.

En concreto se refirió a Iberdrola, Repsol y OHL, relacionándolas con los expresidentes, en las primeras dos firmas, con Felipe Calderón, en tanto la otra con Enrique Peña Nieto.

Las expresiones del presidente López Obrador tienen como trasfondo dos aspectos: por un lado, la reciente queja de legisladores estadunidenses, por considerar que la política energética mexicana es contraria al espíritu del tratado comercial de América del Norte, el T-MEC.

La segunda, por la emisión de lineamientos que restringen la participación privada emitidos por la Secretaría de Energía y que la semana pasada fueron anulados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En el contexto, están las expresiones del mandatario en el norte de Coahuila el pasado sábado, cuando descalificó las llamadas “energías limpias”, al difundir los nuevos contratos de compra de carbón en la entidad, aunque hoy expresó, sus dichos fueron manipulados.

En Palacio Nacional, el mandatario expresó esta mañana:

“Fue una manipulación ayer, antier. Lo que sostuve es que para hacer negocios los empresarios, algunos y sobretodo los extranjeros, optaron por instalar plantas de generación de energía eólica (…) Lo que hicieron con la reforma energética: se les dio preferencia a plantas de generación con el argumento de que no contaminan y sí, en efecto, y que las de la CFE contaminan”.

Para el presidente, lo que ocurrió es que, desde hace décadas, no hubo inversión en plantas de la CFE, porque el propósito de los gobiernos era acabar con el sector eléctrico público, de ahí que las plantas de generación se fueron convirtiendo en chatarra y subutilizando.

Energías limpias, un sofisma

En tanto, acusó, hubo contratos con empresas privadas que producen energía contaminando menos, de ahí que se les diera prioridad, no obstante que su producción es intermitente, pero sus cobros garantizados. Esto es que “si no producen energía, de todas maneras se les paga”.

Con eso, sustentó su afirmación de que las energías limpias son “un sofisma”, es decir, una mentira.

La exposición al respecto fue amplia, incluyó al menos tres intervenciones y la relectura de la carta de Adolfo López Mateos a los mexicanos tras la nacionalización de la industria eléctrica en 1960.

Luego de expresar que su planteamiento es que haya prioridad para las palntas de la CFE y luego a las privadas, dijo que su orientación es que se ponga por delante el interés público, dado que las privadas implican lucro y negocios, mientras que las del Estado son para beneficio de la población esto es, que no aumente el precio de la luz.

“Es muy bueno el debate, la polémica sobre este tema y claro, como eran los dueños de la industria eléctrica… Si no cambiamos la política energética, y hubiese ganado el PRI o el PAN, a finales de este sexenio ya no existiría CFE ni Pemex, todo sería privatizado”.

Finalmente, el mandatario dijo:

“Ahora lo que estamos haciendo es poner orden. Me llama la atención, y es un timbre de orgullo, que digan que estamos protegiendo a la CFE y a Pemex: pues si, para eso me pagan, no para proteger a Repsol, Shell o Iberdrola. Además, no engañamos a nadie, desde hace tiempo vengo planteando que tenemos que rescatar la industria eléctrica y petrolera”.

VÍA PROCESO

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top