Locales

“Día de la Mujer “y “Un día sin nostras” igual que todos para Tomasa

-La longeva ancianita indígena salió como siempre a vender sus verduras en la calle.

Ciudad Valles.-Para Tomasa Hernández, una mujer de 86 años de edad, el “Día Internacional de la Mujer” y la iniciativa “Un día sin nosotras” fue como cualquier otro; a las 6 de la mañana abordó el transporte rural en el ejido “Ojo de Agua” de este municipio con su carga de verduras, para instalarse en la calle Porfirio Díaz, frente al mercado “Gonzalo N. Santos”, para ofrecer su mercancía.

En su reducido espacio de no más de metro y medio, Tomasa se sentó en un banquito, puso una caja de madera, extrajo de diferentes bolsas de nylon nopales, cilantro, rábanos, flor de ortiguilla verde entre otras plantas, y a esperar los clientes.

-No va a dejar de trabajar hoy?

-Quien, ¿yo?

-No, no puedo.

-Escuchó hablar de “Un día sin mujeres” para que todas suspendan lo que hacen a ver cómo se vive sin su trabajo”.

-Si, pero yo no puedo porque si no qué como.

Con voz muy suave, inclinando a veces la cara por esa timidez natural del indígena, doña Tomasa dice –mientras sigue colocando su mercancía-, que nació en 1934.

Su cabello es totalmente blanco agarrado en un chongo; sus manos arrugadas trabajan en limpiar y depurar la mercancía, y su rostro moreno surcado por rugosidades está pendiente de lo que acomoda.

Vistió este lunes un suéter color verde, un mandil del mismo color de cuadros pequeños, bufanda negra –la mañana esta fresca-, y unos huaraches de correa.

Tuvo esposo, hijos, nietos pero ya no están con ella. Detrás, una joven, familiar asienta con la cabeza cuando Tomasa responde.

-Y cuando hace frío o llueve, también se instala?.

-Si, susurra… bueno, cuando hace mucho frío no, y si llueve también mucho tapo las cosas con un “naylon” y yo me cubro la cabeza.

-Que opina sobre los derechos de las mujeres?

-Inclina la cara, tarda mientas limpia de espinas un nopal, y contesta lento.

-No sé, yo tengo que trabajar.

Y así como Tomasa, el Día Internacional de la Mujer y “Un día sin nosotras” pasó para las indígenas vendedoras de tamales, yucas, enchiladas envueltas en hojas de plátano pan casero, y verduras en los mercados, como cualquier otro.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top