Lupillo González

Dramático momento

¿Qué parte no entiende Beatriz Benavente?

Hace un año se alzaban muchas voces con desesperación desde la sociedad civil ante la creciente inseguridad. En este momento el Gobierno Estatal aseguró estar muy preocupado y ocupado en resolver este grave problema. Muy pronto paso el tiempo y con datos oficiales podemos comprobar que en lugar de hacer algo para contener la inseguridad, esta creció en varios delitos del fuero común. Comparando los meses de enero del 2018 con 2019 de acuerdo a datos oficiales se aprecia como la violencia en el estado de San Luis Potosí se ha recrudecido. Tan sólo en el caso de homicidios se registraron 61 casos en este enero de 2019 por 55 del mismo mes del año pasado, Los robos totales se dispararon de 1,032 hasta 1,315. El robo a negocio presentó 11 casos denunciados más respecto a 2018 así como el robo a transportista se elevó de 38 a 45 casos. Terrible el panorama y no veo por ningún lado acciones contundentes del Gobierno por hacer efectivo para combatir la inseguridad en nuestro amado San Luis Potosí.

Marcha por la paz este sábado.

Otra vez la ciudadanía alzará la voz exigiendo paz y seguridad en nuestro estado. Se ha convocado a una marcha este próximo sábado 6 de abril a las 11 de la mañana que partirá desde el Jardín de Tequis y la idea es que los asistentes lleven playeras o camisas blancas.

¿Qué parte no entiende Beatriz Benavente?

Derivado a que se descubrió que en su momento y siendo Oficial Mayor del Congreso del Estado Beatriz Benavente le pagó ilegalmente facturas al diputado perredista Sergio Desfassix que venían a su nombre, hoy cuenta con una denuncia ante la Auditoría Superior del Estado. En su constante intento de justificar estos malos actos, la actual legisladora argumenta que ella solo recibía órdenes de la Junta de Coordinación Política y que las facturas que pagaba traían correcto el RFC. ¿Es muy difícil que entienda que un acto ilegal como es pagar facturas a nombre de un diputado dependía de su ética, de su compromiso, de su congruencia para rechazarlas? No puede justificar que la Jucopo le ordenaba hacer ilegal, ella sabía que eso no era correcto y sin embargo lo hizo en varias ocasiones. Estos pagos que no debieron proceder suman casi 100 mil pesos y que acabaron presuntamente en los bolsillos de Sergio Desfassiux tal como se muestra en las facturas presentadas. Por algo dice un dicho muy mexicano: tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata. En este caso Beatriz Benavente no puede argumentar que fue una ingenua e inocente palomita. Al contrario: su complicidad es evidente.


Commentarios

comentarios

To Top