Opinión

El presupuesto para el 2021.

El presupuesto para el año 2021 que presentó el gobierno federal tiene una serie de recortes y una serie de aumentos, además de un anuncio espectacular por parte de Arturo Herrera titular de la Secretaría de Hacienda, el pronóstico del funcionario predice un crecimiento económico de 4.6 por ciento para el año próximo. Quien sabe cómo se va alcanzar tal cifra sobre todo porque se mantienen dos factores, el primero la crisis de bajo crecimiento económico e inversión que se viene padeciendo desde enero de 2020 y el segundo las intenciones presidenciales de mantener a flote a costa de lo que sea, los apoyos sociales de mano en mano, invertir en Petróleos Mexicanos (PEMEX) y las mega obras de la denominada Cuarta Transformación, entiéndase el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

El gobierno de la 4T pretender hacer recortes en una docena de dependencias gubernamentales, pero asegura sus proyectos emblema con la clara intención de apuntalar los dichos presidenciales de cada mañana. De acuerdo con el proyecto de presupuesto de Egresos entregado a la Cámara de Diputados, la obra del aeropuerto de Santa Lucía recibirá para el año próximo 283 por ciento más que el año 2020. El aeropuerto bautizado como Felipe Ángeles dispondrá de un presupuesto de 21mil 314 millones de pesos, lo cual contrasta con los5 mil millones de pesos asignados en el año actual.

En paralelo a ello, la Secretaría de la Defensa Nacional encargada de la obra aeroportuaria tiene presupuestado recibir 112,557.2 millones de pesos para el 2021, lo cual significa 15.7 por ciento más que el actual año. La Guardia Nacional operada por la Sedena recibirá 35 mil 671 millones 328 mil 458 pesos. Parte del presupuesto presupuestado para la milicia mexicana en 2021, será destinado para la construcción de 76 cuarteles ubicados en las entidades federativas. Aunque menor la Secretaría de Marina también tiene presupuestado 35 mil 476 millones 715 mil 511 pesos, un aumento de 2.2 por ciento respecto al año anterior.

El Tren Maya tendrá un aumento presupuestal para 2021 de 44 por ciento, paso de tener aprobado en 2020 24 mil 440 millones de pesos a un presupuesto para el año próximo de 36 mil 287 millones de pesos. Con ese dinero se pretende adquirir 30 locomotoras, 180 carros de pasajeros, habilitar talleres y estaciones, hacer estudios técnicos, construir vías férreas, compra de rieles y ancho de franja de 40 metros por el concepto de derecho de vía.

El presupuesto para los principales programas sociales del gobierno federal también refleja un aumento para el 2021. Sembrando Vida programa dirigido a zonas ejidales y campesinos de bajos recursos contempla 28 mil 929 millones de pesos,  la pensión para adultos mayores con edad de 65 años y más tiene proyectado recibir 135 mil 065 millones de pesos y la pensión para personas con discapacidad permanente, niños, niñas y jóvenes de hasta 29 años de edad, tiene destinado 15 mil 456 millones de pesos, las becas Benito Juárez también tiene presupuestado un incremento, para el 2021 tiene contemplado recibir 33 mil 171 millones de pesos y Jóvenes construyendo el futuro tiene proyectado operar con 20 mil 600 millones de pesos.

De igual forma, el sector energético y el eléctrico tienen proyectado presupuestos millonarios para el año próximo, Pemex empresa paraestatal dirigida por Octavio Oropeza,  una de las petroleras más endeudadas del mundo que reporta cada trimestre perdidas millonarias y denominada por el presidente López Obrador como la palanca del desarrollo nacional tiene presupuestado para el 2021 operar con 544, 000 millones de pesos, mientras que la Comisión Federal de Electricidad con Manuel Bartlett Díaz al frente recibirá 417, 100 millones de pesos.

Así están las prioridades del gobierno federal de cara al año 2021. De acuerdo a diversos reportes globales realizados desde mediados de este año, pronostican que la economía mexicana estará deprimida y con una perspectiva de crecimiento negativo, a pesar del optimismo del titular de la Secretaría de Hacienda de crecer más que lo pronosticado por Alemania y de la persistente euforia presidencial. Por lo pronto, ante la crisis de salud, la crisis de seguridad pública, la crisis en las entidades federativas, la crisis de derechos humanos y la crisis en el gabinete presidencial, no se ve por donde el gobierno pueda iniciar todavía la recuperación de la economía.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top