Regionvalles

Porfirio López

El retorno de Aeromar a Tamuín

La empresa de aviación comercial Aeromar anunció en días recientes que retomará sus vuelos hacia el aeropuerto nacional de Tamuín y con ello se despejan dudas sobre el anuncio realizado por el presidente municipal de Ciudad Valles Adrián Esper Cárdenas de construir el aeropuerto huasteco en la localidad, en el mes de marzo del presente año cuando ocurrió la visita del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Al margen de la grilla política y de la reactivación del aeropuerto en el municipio de Tamuín, habrá que recordar a las nuevas generaciones que durante el sexenio del panista Marcelo de los Santos Fraga (2003-2009) se puso en operación a través de la misma empresa que hoy se promociona el vuelo San Luis Potosí- Tamuín y no se obtuvieron resultados positivos, se dijo en ese momento lo mismo que se dice ahora. Se decía en ese sexenio que el vuelo a Tamuín iba a reactivar la economía de la zona, que era un anhelo de presidente de la República en turno, que se iban a traer carretadas de turistas por avión y que había que preparar a hoteleros y restauranteros por la gran cantidad de paseantes nacionales e internacionales que aterrizarían en la pista aérea.

También en el optimismo desbordado del primer gobierno de alternancia en la entidad se decía que ahora sí la región huasteca a través del aeropuerto tendría expectativas de crecimiento y desarrollo económico, que ahora sí habría generación de empleos, que vendrían los grandes inversionistas para asentar empresas de corte nacional e internacional, que con el aeropuerto habría que prepararse para más vuelos provenientes de diversos destinos nacionales e internacionales, que con la reactivación de vuelos de esa empresa, en cascada más empresas del sector aeronáutico verían con gran expectativa de crecimiento la oferta de vuelos, en fin toda una algarabía gubernamental que no se pudo cristalizar porque en menos de un año todas expectativas se habían esfumado.

¿Qué ventajas traerá la reactivación del aeropuerto de Tamuín? ¿Qué beneficios dejará toda la cadena de valor que trae consigo una aerolínea de bajo costo? ¿Qué activación económica vendrá luego de la puesta en marcha del vuelo anunciado? ¿Qué expectativas de desarrollo para el sector turístico de la región se generarán? ¿Qué se puede aprender del pasado reciente cuando esa misma aerolínea tenía un vuelo México-San Luis Potosí-Tamuín y todo terminó en la opacidad gubernamental? ¿Qué tan preparada está la infraestructura de la región para detonar toda la cadena productiva del sector servicios? ¿Qué ventajas tendrá la operación de un vuelo de bajo costo en términos de competir con otras regiones del país que tienen igual o más atractivos? ¿Qué trabajo tiene que emprender el gobierno local de Tamuín y demás municipios para fomentar un clima de seguridad pública para el empresario, turista o para una familia de zona metropolitana que desea gozar de tranquilidad y esparcimiento?

En estos días el gobernador de la entidad ha dicho que la empresa Aeromar iniciará actividades el próximo quince de agosto, la ruta será directa, el avión despegará desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y aterrizará en el Aeropuerto Nacional de Tamuín, las salidas serán los días jueves y domingos en horario de 14:15 y 16:20 horas, con un costo de lanzamiento de ochocientos cuarenta y nueve pesos por viaje sencillo, con duración aproximada de vuelo de una hora veinte minutos. El mandatario estatal declaró al igual que en el sexenio de Marcelo de los Santos, que el vuelo traerá beneficios económicos y turísticos y además ayudará a fortalecer la conectividad aeroportuaria de la entidad con el turismo nacional e internacional. En ese sentido, habrá que esperar de nuevo los resultados de todo lo anunciado.

Por lo pronto el anuncio de Aeromar trae nuevos optimismos, por supuesto que no son las mismas condiciones que hace una década, los municipios han cambiado, la dinámica política local ha dado un vuelco, las condiciones legislativas son otras, la clase empresarial, restauranteros, hoteleros, agricultores, ganaderos, operadores turísticos y empresas de autobús  han tenido relevos en sus dirigencias para adecuarse a los nuevos tiempos, la sociedad está más organizada desde las redes sociales o desde sus respectivos organismos y las condiciones de seguridad pública son complejas, en ese sentido habrá que ir con determinada cautela empresarial y gubernamental.

Lo único y quizá lo más importante es recordar que la región acumula determinados rezagos en materia de infraestructura en zonas indígenas y rurales y en ese sentido la presunta derrama económica o los determinados beneficios del anuncio de un vuelo de bajo costo habrá que verlos con detenimiento, sobre todo porque el anuncio de la empresa y su oferta de vuelo no generará lo declarado por la autoridad gubernamental en automático. Es el concurso de todos los sectores y la suma de esfuerzos de los gobiernos locales hacer rentable y atractiva la oferta aeronáutica, de otro modo Aeromar se volverá a esfumar como lo hizo en el sexenio panista de 2003 a 2009.

Commentarios

comentarios

To Top