Miscelánea

En Alemania existe un cementerio para mascotas

“El cielo de los animales”, un camposanto con 16 años para toda clase de mascotas, que ofrece a los dueños la posibilidad de dar el último adiós a queridos animales

En Alemania un hombre decidió que era el momento de que las mascotas descansaran en paz, por ello junto con un grupo de dueños que perdieron sus mascotas creó un cementerio para entierros y cremaciones de animales. 

Ralf Hendrichs dirige el cementerio Tierhimmel (El cielo de los animales) desde hace 16 años y nunca se ha arrepentido de crear el lugar. “A menudo aquí asistimos a escenas muy tristes, la gente llora mucho (…) a veces tienen ideas suicidad”, contó el amante de los animales.  

El cielo de los animales es un camposanto con una extensión de 10 mil metros cuadrados y se encuentra ubicado en Teltow, Berlín.

El lugar está repleto de pañuelos de papel y las paredes desde el crematorio hasta la “sala de silencio” tienen las fotos de todos los amigos perdidos. 

Hendrichs explicó que su trabajo y “acompañamiento en el duelo es inmenso”, pues hay que saber escuchar lo que dice la gente. 

Otro de los servicios del cementerio es el “modo terapia”, cuando es necesario ofrecen atención a aquellos que necesiten ayuda psicológica ante la pérdida. “Tenemos una veterinaria con formación en psicología que organiza discusiones en grupos pequeños”, señaló el encargado. 

La iniciativa de crear este camposanto nació en 2003 cuando Ralf Hendrichs perdió a su dóberman y compró un gran terreno para crear la necrópolis.  

Hendrichs relató que después que su mascota falleció lo dejo en la veterinaria, y días más tarde se enteró que el cuerpo de su mejor amigo terminó en las trituradoras de los servicios de descuartizamiento, acompañado con los cadáveres de los animales de los criaderos y las carroñas. 

Tiempo después de haber dejado el cuerpo del animal en la veterinaria, se enteró de que terminó en las trituradoras de los servicios de descuartizamiento, con los cadáveres de los animales de los criaderos y las carroñas encontradas en los caminos.

“Lloramos durante días” y explicó que le causó mucha indignación como terminó su amada mascota. “Para nosotros no solo se trata de un animal, sino de un compañero, de un miembro de la familia”, que merece ser inhumado con “dignidad”.

Las personas que tienen a alguna mascota en la necrópolis agradecen los esfuerzos de Hendrichs.

Sebastian Oehlandt, de 27 años, visita el cementerio tres veces a la semana, lleva flores a la tumba de Hiro, su gato, con quien compartió “durante casi 15 años” de su vida.

Hay personas que asisten al camposanto desde hace más de 10 años, Karla Lemke, de 63 años es una de ellos, la mujer va a la tumba de su pinscher miniatura, Alien, “desde hace 14 meses que murió, vengo aquí todos los días, dos veces al día”, contó desanimada.

Cuando el cementerio comenzó realizaban 120 inhumaciones, actualmente hace hasta 4 mil, tres mil 500 cremaciones y 500 entierros. 

Los costos en el Tierhimmel pueden variar, una tumba individual cuesta 180 euros por días años renovables, y el precio de una cremación depende del peso del animal (entre 105 a 370 euros).

Ver esta publicación en Instagram

#tierhimmel #tierfriedhof #teltow #brandenburg #deutschland

Una publicación compartida por Kathrin (@speelady007) el


En el lugar además ofrecen productos como urdas y objetos para aquellos que quieren personalizar las tumbas de sus mascotas, desde la huella de la pata en yeso hasta un medallón para las cenizas.

En las visiones futuras de Hendrichs se encuentra crear un cementerio para enterrar juntas las cenizas de los animales y de sus dueños. Confesó que desde hace años le han solicitado eso. 

Alemania es uno de los países donde las personas demuestran más amor por los animales domésticos, actualmente hay 34, 3 millones de mascotas.  Aproximadamente la mitad de los hogares alemanes tiene un animal.

VÍA LAVERDAD

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top