Artículo

ESPECIAL | Jamás fuí amante de Juan José Ortiz ni de nadie: Elizabeth González Bucio

1 Parte / Por: Toño Mtz.

Jamás fuí al de Juan José Ortiz ni de nadie: Elizabeth González Bucio

Me han herido mucho, calumniado e inventado de todo pero soy firme y aspiro a un cargo de elección popular dice.

Elizabeth González Bucio

Elizabeth González Bucio o Liz González es una mujer polémica y controversial; una mujer que ha sido víctima de toda clase de señalamientos, rumores, chismes mordaces y destructivos de hombres y mujeres desde que, por necesidad y pobreza buscó empleo en la presidencia municipal donde a base de esfuerzo y capacidad llegó a convertirse en el brazo derecho o ministro plenipotenciario del alcalde Juan José Ortiz Azuara, pero dice “jamás me acosté con el presidente municipal, nunca fui su amante como de nadie más para ganar cosas o proyectarme”.

“Mis respetos totales a Juan José Ortiz porque entre otras cosas me enseñó a ser fuerte, a no hacer caso de todas esas telarañas de gente oficiosa que solo vive para destruir”.

“Me han golpeado en medios, gente que suponía amiga, compañeros del trabajo, personas amantes del argüende que hablan por hablar pero aquí estoy, voy de frente”.

“El ambiente está lleno de misóginos, que se le va a hacer”.

-Cuando conociste a Juan José Ortiz?

“Entré primero a trabajar en un consultorio dental y ahí, un amigo personal del licenciado Ortiz Azuara al platicar me dijo que buscara un mejor empleo, que fuera a verlo y le pidiera trabajo porque tenía la seguridad que me ayudaría.

Y así fue, porque lo busqué y me abrió las puertas de la presidencia; cuando le comenté mi situación y le dije que era nieta de Doña Rosa “La Generala”, me contestó: “¿Doña Rosa? ella es mi amiga y con más gusto te ayudaré”.

“Así fue como comencé y gracias a él pude darle mejor calidad de vida a mi hijita”.

Cuando terminó su mandato, relata Liz González, tuvimos una reunión y ahí le dije que yo también me iría, que estaba por él y le debía lealtad.

Sin embargo, el licenciado Juan me respondió que no, que yo era trabajadora del Municipio, que tenía un hijo y debía conservar el empleo.

“Entonces entró el licenciado Jorge Terán y me envió como secretaria del Consejo Tutelar del Menor que estaba cargo del licenciado Oscar Leonardo Velázquez Velázquez pero el licenciado Matilde Hernández Hernández que era director de Recursos Humanos me quiso desocupar”.

Tuve que recurrir al apoyo de amistades que abogaron por mí y conseguí quedarme.

Del licenciado Juan José Ortiz, explica, no volvió a saber, hasta que enfermó gravemente y se ausentó por completo de Valles.

Pero, en lo laboral, era víctima de toda clase de intrigas, entre las cuales decían que yo había tenido que acostarme con Juan José y por eso me contrató, que si andaba con sutano o mengano y bueno, lo cual no niego, si llegó a costarme lágrimas, pero me acordaba de los consejos del licenciado y sobreponía. Pero además, resistía por mi hija.

Cuando Ortiz Azuara intentó nuevamente ser candidato del PRI en el 2009 me volví a unir a su equipo, pero no ganamos y otra vez a la banca política.

“Yo soy priista desde los 18 años, y confieso que al estar dentro del Ayuntamiento y observando al licenciado Juan José, comenzó a rondarme la idea de algún día ser candidata”

En el 2012 Juan José Ortiz Azuara se convirtió por segunda vez en presidente municipal de Valles, y nuevamente Elizabeth González Bucio fue su secretaria particular.

-Para muchos, en ese tiempo te volviste soberbia, déspota, te sentías con poder para pasar encima de directores, funcionarios y hasta regidores. ¿Era así?

-Al contrario, fue la época más difícil porque entraba a las 8 de la mañana para salir a las 9 o 10 de la noche: ya para entonces tenía dos hijos y me reclamaban que querían verme.

-El licenciado Juan José me dio instrucciones muy precisas sobre lo que tenía que hacer; nunca tomé decisiones por mí misma como suponían, sino por indicaciones del presidente; cuando se iba como pasó durante los incendios del 2013, el secretario del Ayuntamiento Gilberto Almendárez Marín y tu servidora tuvimos que enfrentar el peso de atender las acciones de combate al fuego; él convocó al comité de protección, yo los llamaba, entre los dos comprábamos lo necesario, y día y noche estábamos pendientes.

Había ocasiones en que no comía más que una vez al día, aunque no lo crean. No era ese lecho de rosas, al contrario y a veces me dieron ganas de tirar la toalla. Y encima tenía las críticas de mis compañeros.

-Te acusaron de haber hecho negocios con un herrero apodado “El Potro”, el encargado de construir juegos infantiles y hacer trabajos de herrería para parques y diversas áreas del Ayuntamiento.

-Por favor, te repito que yo solo seguía instrucciones del presidente y a él le rendía cuentas; nunca cometí nada turbio ni chueco.

-Al servicio del alcalde te relacionaste con muchos personajes de la política y del Gobierno y por ser una mujer atractiva, ¿alguien confundió ese trato?

-Sí, claro, hubo los que se quisieron pasarse de vivos y surgían las insinuaciones para salir, pasear, de otras cosas pero jamás, te lo juro me preste a eso y que me lo comprueben.
-¿Por ejemplo?

CONTINUARÁ

1 Parte / Por: Toño Mtz.

LIZ GONZÁLEZ: LAS CRÍTICAS JAMÁS ME HARÁN RENUNCIAR A MIS SUEÑOS

– Aspira a ser dirigente del PRI, y a alcaldesa de Valles.

(Última parte )

Elizabeth González Bucio

Elizabeth González Bucio hace un alto en la entrevista y dice “Mira Toño, seguir hablando de las cosas que tuve que remontar a lo largo de 20 años de trabajar en la administración pública y 22 como priista, de los obstáculos, satisfacciones y sin sabores, ya no tiene caso, mejor hablemos del presente y del futuro”.

– En lo político ahora, ¿hacia dónde vas?

-Como te he dicho, traigo herencia priista en la sangre por mi abuela Doña Rosa, “La Generala” y como tuve la oportunidad de servir en el gobierno de Juan José Ortiz Azuara, se las tantas cosas que se pueden hacer por el pueblo; eso reforzó mi pasión por la política.

Me gustaría ser dirigente del PRI, he levantado la mano varias veces para participar pero cuando me han dicho va esta persona me disciplino. Así pasó cuando eligieron a la licenciada Herminia, yo pedí participar y pues lo entendí.

Esta vez voy en fórmula con el profesor Humberto Torres Medrano quien es una persona de mucha experiencia y sabe de política.

Lo único es que yo quisiera, es ver más caras nuevas en el partido, con ideas avanzadas, adecuadas al tiempo actual y lo podemos lograr. Sé que desde el PRI podemos hacer muchas cosas para recuperar la confianza de la gente y volver a ser la primera fuerza política del país.

Otra cosa que creo necesario, es dejar en claro que no soy posición de ningún grupo. A Juan José lo respeto por todo lo que le aprendí pero desde el PRI actuaré para el partido.

Lo mismo con Yolanda Cepeda con quién no tengo relación cercana.

Yo, Liz me siento capaz de buscar mi futuro político por mi esfuerzo y vocación. Con esa misma convicción lo digo también: lucharé para ser presidente municipal de Valles.

“Las mujeres estamos en nivel de competencia con el hombre para ser gobernantes”.

Así, Elizabeth González Bucio, una mujer fraguada en el esfuerzo, de temple concluye, da un sorbo a la taza de café y dice: “ya nos veremos”.

 

Commentarios

comentarios

To Top