Regionvalles

Aquismón

Estudian en un aula de palos y techo de paja

AQUISMÓN, S.L.P. Hace un año les tumbaron su aula hechiza de palos con techo de paja porque les prometieron construir un nuevo salón, pero nunca lo hicieron y no les quedó otra que levantar con el mismo material un espacio para poder dar clases en la Telesecundaria General, Pedro María Anaya en la Comunidad de Santa Bárbara en Aquismón. 

En los últimos años la demanda de alumnos ha obligado a la institución a utilizar hasta el espacio que estaba destinado para las oficinas de la dirección a adaptarlo como aula para no dejar a nadie sin la oportunidad de poder continuar con su preparación educativa, incluso con el apoyo de los padres hace poco más de un año con lo que pudieron por la falta de recurso, ya que la mayoría de las familias apenas  tienen lo necesario para sobrevivir, se cooperaron y entre todos levantaron un aula con palos y techo de paja para evitar que sus hijos tomaran sus clases al aire libre. 

Sin embargo luego dar a conocer las carencias del plantel las autoridades estatales de este sistema educativo se comprometieron a construir un espacio digno y tumbaron el aula que con mucho esfuerzo levantaron, pero pasaron los meses y llegó el nuevo ciclo escolar y el material para lo que sería el edificio nuevo nunca llegó y no les quedó otra que volver a levantar el salón de clases con el mismo material que un día les tiraron porque de nuevo era esperar o  exponer a los alumnos a las inclemencias del clima. 

No nos quedó de otra 

“No nos quedó de otra que hacerla de nuevo” dijo Santos Cipriano Santiago, Presidente de la Sociedad de Padres de Familia porque cada día son más los alumnos que llegan a la escuela  y “no podemos decirles que no” y por años se ha solicitado a las autoridades la construcción de más aulas y nunca llega el apoyo.

“Vinieron hace más de un año unas personas y nos dijeron que la escuela no podía tener un aula en esas condiciones y por eso la tiraron”, pero se aceptó con la promesa de que nos harían otra para suplir  este espacio, pero hasta la fecha nadie se ha comunicado con ellos para cuando menos explicarles porque no llega el recurso.

En el aula con piso de tierra y techo de paja con un plástico para evitar que se trasmine el agua, los 18 alumnos de segundo grado prácticamente amontonados toman sus clases, pero cuando menos no tuvieron que estar bajo un árbol y al aire libre.

Actualmente este plantel que comenzó su trabajo educativo en 1986 atiende a 86 alumnos en cuatro aulas más la de palos y paja con un sistema de internet deficiente que no le permite cumplir con lo que establece este sistema, debido a que a la red es imposible conectar un solo equipo, porque al intentar operar con dos de ellos la señal resulta insuficiente.

 

 

Commentarios

comentarios

Más vistas

Al tope
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar