México y el Mundo

Grupo México acusa a Semarnat de mentir: afirma que 18 de 22 casos son “falsos o imprecisos”

Grupo México, propiedad de Germán Larrea, negó que los 22 incidentes ambientales atribuidos a la compañía por parte de la Semarnat sean su responsabilidad. En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores precisó que 18 son falsos o tienen imprecisiones, 2 fueron antes de que la empresa fuera dueña de las instalaciones a las que se hace referencia y solamente 2 son atribuibles a su operación.

Grupo México negó que la empresa sea responsable de 22 incidentes ambientales en México y otros tres países, como informó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) la semana pasada. La compañía, propiedad de Germán Larrea Mota Velasco, el segundo hombre más rico del país, precisó que solamente dos casos denunciados son atribuibles a sus operaciones: Guaymas y Río Sonora.

“La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales hizo referencia a 22 supuestos impactos ambientales los cuales fueron difundidos previamente por la organización no gubernamental PODER. De éstos, 18 son falsos o tienen imprecisiones, 2 fueron antes de que Grupo México fuera dueño de dichas instalaciones a las que se hace referencia y solamente 2 son atribuibles en más de 50 años de operación de la empresa (Guaymas y Rio Sonora) pero ambos han sido remediados en su totalidad”, explicó la empresa en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Luego de su último desastre ambiental en el Mar de Cortés, Grupo México ha estado bajo presión de diversos sectores. En la BMV acumuló una pérdida semanal de 14 por ciento en el valor de sus acciones tras el pronunciamiento de la Semarnat; en el Congreso de Sonora se prepara una denuncia penal ante la Fiscalía General contra el segundo empresario más rico del país; la sección 65 del sindicato tomará su mina Buenavista del Cobre, y entre ciudadanos y organizaciones civiles exigen se le cancelen sus concesiones.

El 11 de agosto fue el primer día que se dio alerta formalmente de que en el Río Sonora tenía un tono naranja en la comunidad de Aconchi Sonora. Foto: Jesús Ballestero Expreso, Cuartoscuro.

La semana pasada, Victor Manuel Toledo Manzur, titular de la Semarnat, informó que el derrame de ácido sulfúrico en la zona del Mar de Cortés era el accidente número 22 de Grupo México desde 1998, pero aseguró que “no tendrá mayor efecto”.

“No me voy a referir al caso específico porque aparentemente no tiene y no tendrá mayor efecto, a lo que me voy a referir es que este es el accidente numero 22 de Grupo México desde 1998, no sólo en el país sino en países como Perú; Tuxon, Arizona (Estados Unidos) y España”, dijo Toledo Manzur durante una conferencia de prensa sobre la Declaratoria de la restauración de la presa Endhó, en Hidalgo.

Blanca Alicia Mendoza Vera, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), indicó sobre el derrame en Guaymas que podrían haber multas desde veinte mil pesos, hasta 4,200,000 pesos, con independencia de la remediación de los daños causados y el Secretario Toledo Manzúr destacó que la Semarnat tiene la capacidad legal para suspender a una industria que causa este tipo de afectaciones.

El titular de Semarnat dijo que en el caso de lo que se perdió en el Río Sonora, por el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico con 700 toneladas de metales pesados, no sólo fue de terribles consecuencias sino que afirmó que el acuerdo que se hizo con el grupo industrial para remediarlo no ha sido cumplido.

Toledo Manzúr confirmó que se hizo una consulta con las comunidades afectadas a Bacanuchi (Ures, Baviácora, Aconchi, Huépac, Banámichi, San Felipe de Jesús y Arizpe) en la que se confirmó que hay un déficit pues la empresa no cumplió lo pactado.

Sobre este derrame de Guaymas, ocurrido el 9 de julio dentro del recinto portuario industrial, Grupo México mencionó que por tratarse de una cantidad reducida, equivalente a 1.2 tinacos de uso doméstico, su dilución se dio muy rápidamente en una bahía que tiene aproximadamente 33 millones de metros cúbicos de agua salina. Además, el ácido sulfúrico, al entrar en contacto con las condiciones alcalinas del mar, se neutralizó de forma natural.

“Esto hizo que la liberación fuera inofensiva y se determinó que no hubo afectación a la flora ni a la fauna de la zona portuaria de acuerdo con el informe de la Secretaría de Marina”, detalló la compañía.

Grupo México, la cuarta compañía más grande del país en términos de capitalización de mercado y bursatilidad, aclaró que “de inmediato se atendió el incidente y se notificó a la Administración Portuaria Integral (API) de Guaymas, a la Secretaría de Marina, así como a Protección Civil de Guaymas”.

Según la empresa, estas autoridades se presentaron en el lugar, evaluaron el sitio y constataron que la situación había sido debidamente atendida y controlada. Asimismo, se notificó en tiempo y forma a la Profepa, la cual realizó una visita de inspección el día 10 de julio “en la que concluyó que sí se ejecutaron las medidas inmediatas para contener los materiales liberados”.

Grupo México señaló que la Secretaría de Marina, que es la autoridad competente en materia de vertidos al mar, emitió un oficio el 15 de julio, en el cual destaca que no se detectaron evidencias de daños ambientales. Por dicho motivo, la empresa consideró que la información difundida a través de redes sociales sobre los decesos de la población marina “no se encuentra relacionada en forma alguna con el incidente ocurrido”.

Vía Sin Embargo

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top