Editorial

LA EDITORIAL RV 19 JULIO 2020

Una trabajadora de RV por poco pierde la vida ante un delincuente del que no se sabe nada aún, y las cámaras de vigilancia qué hay en la avenida Ejército Mexicano parece que no ven nada, al contrario de lo que el alcalde prometió en noviembre pasado

Una mujer que trabaja para esta empresa, Regionvalles, tuvo un altercado directo con un criminal de la peor calaña el jueves antes de las seis de la mañana, sobre la avenida Ejército Mexicano, donde se supone qué hay cámaras de videovigilancia de las que según dijo el alcalde están conectadas a todas las corporaciones, incluyendo al 36 Batallón de Infantería. La trabajadora de esta empresa fue amagada, asfixiada casi hasta la muerte, vejada y al final robada de todas las pertenencias que tenía por un hombre que debería estar identificado y visto por esos dispositivos, puesto que los hechos ocurrieron frente a una de estas lentes públicas que van a grabarse a los C3 y C4 de la ciudad.

El problema es que no se ha avanzado nada, a pesar de que la denuncia se puso el mismo jueves 16 de julio y el pasado 19 de noviembre, el presidente municipal, Adrián Esper Cárdenas enfatizó que con las cámaras de videovigilancia, los que cometieran delitos o que se coludieran con una autoridad, le tendrían que pensar dos veces porque en menos de 48 horas los pescarían.

Esas cámaras, si es que funcionan, tienen toda la escena de sometimiento y amague en contra de una persona que tiene una altísima importancia en esta empresa y por el simple hecho de ser un ser humano que probó de la peor manera la delincuencia qué hay en la ciudad y por la que no se ha hecho nada, con todo y las más de cien cámaras repartidas por toda la ciudad.

Algo debe andar mal con esos dispositivos, porque este hecho lamentable ocurrió en el mismo camino que fue donde rompieron y robaron los árboles que se colocaron para la eco vía ciclista, y si el mismo alcalde está ofreciendo recompensa por saber quiénes fueron, entonces quiere decir que las cámaras no sirven para nada.

La exigencia es que haya seguridad en las calles, que haya mayor vigilancia y que los dispositivos sirvan la reiteramos, porque una persona por poco pierde la vida y la vigilancia y la justicia han brillado por su ausencia.

Y aunque en esta ocasión enfatizamos en una colaboradora y amiga de esta empresa, hablamos en nombre de todas las mujeres y hombres que han sufrido este tipo de acciones. #YoTeCreo.

 

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top