Regionvalles

Editorial

LA EDITORIAL RV

El Sindicato de la DAPAS exige audiencia con el alcalde. La directiva de DAPAS se queja de que no hay huelga, porque la Conciliación y Arbitraje anuló el movimiento

El Sindicato de Trabajadores de la DAPAS, acompañado del Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento y un representante de taxistas marchó de la DAPAS a la plaza principal, exigiendo hablar con el alcalde Adrián Esper Cárdenas al que acusaron de ser flojo, porque dentro de las consignas gritaban que se levantaba a las 11 de la mañana; de abandonar la responsabilidad de suministrar el agua a los vallenses, porque ellos están en huelga y los de la directiva no se han parado en el inmueble, con banderas rojinegras; de no querer darles la cara y hasta le regresaron el término de “cucaracho”, que Esper usó en su campaña para referirse a los políticos provenientes de partidos y de agrupaciones políticas anquilosadas en el poder.

De hecho, Néstor Alejandro Rivera esperaba a que dieran las ocho y media para comenzar a cantar el himno en la plaza, pero el contingente de alrededor de 300 personas se tragaron toda la plaza y la ocuparon, cantando el himno nacional ellos.

La petición era simple: tener una audiencia con el alcalde, porque no la han tenido desde que comenzó la administración y que se les responda sobre las exigencias que enumeraron en el pliego petitorio que ya presentaron ante la Junta de Conciliación y que no ha querido responder ni el director de DAPAS, Marco Antonio Guillén Rivera, ni Esper Cárdenas.

Pero no estaba el alcalde, sino el funcionario que agarran todos de piñata, Gilberto Almendárez Marín, que salió a recibirlos y se llevó una papelería que le entregaron en un folder color cremita y, como el alcalde no estaba, sino que estaba haciendo honores a la bandera en el CBTis 46, entonces comenzaron los discursos incendiarios de Ballesteros, que dijo que no fueron dos millones los que les mandó ofrecer Adrián Esper, con Lalo Piña (Eduardo Saldaña), sino cuatro millones, nomás que no había querido decir porque no le iban a creer y luego ratificó que tiene una grabación en audio del momento en el que Lalo Piña le hacía el ofrecimiento y luego lo amenazaba, pero que no denunciaba porque no quería hacer más grande el pleito.

También dijo que el Gobierno del estado le pidió que no demandara a Adrián Esper, que porque éste se enojaba y terminó echándole los kilos a la Junta de Conciliación, porque no era una entidad confiable. Pero de todas maneras quería el diálogo, que no se dio, porque mientras pasaban los minutos, Adrián Esper presuntamente se encontraba en el ejido Las Pitas, entregando agua en pipas, como asegura Comunicación Social del Ayuntamiento.

La cosa quedó ahí y siguieron con la guardia en la plaza, hablando de presuntas faltas cometidas por Adrián, como empresario, como la venta de un terreno por 10 millones de pesos en tiempos de Coco Herrera, en el fraccionamiento El 21 y otros beneficios millonarios que supuestamente se ha hecho, de antes de ser alcalde y el diálogo no se pudo dar.

En la tarde, en el hotel Sierra Inn, el abogado Gary Pérez, el director de DAPAS y el presidente del Consejo Consultivo hablaron de los beneficios costosos que están pidiendo en su pliego petitorio los del Sindicato, como pagar 25 mil pesos del dinero de la paramunicipal, al mes, a José Matilde Hernández Méndez, entre otras cosas, pero la nota la dio Gary Pérez, quien dijo claro y a la cabeza que no hay huelga en la DAPAS, porque Ballesteros y Hernández habrían engañado al juez de distrito, donde se ampararon, no dejándole saber que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje había invalidado la huelga, porque los beneficios que estaban pidiendo no eran generalizados para toda la base trabajadora, además de que en la DAPAS no han dejado de trabajar algunas personas del mismo Sindicato.

La gente está cansada de crónicas cómo estas, y aquí el problema radica en que la gente espera soluciones, no todo este ‘show’ que parece no tendrá fin hasta que una de la dos partes ceda, la ciudadanía necesita soluciones, no más problemas…

 

Aceptó Matilde Hernández que no ha pagado 44 meses de renta, porque él no va a abonarle dinero a gobiernos “corruptos”, como el anterior y el actual

El que se voló la barda fue José Matilde Hernández Méndez, porque cuando lo estaban entrevistando los reporteros, exclusivamente a él, comenzó a decir que el alcalde Esper era tan irresponsable que no pagaba ni siquiera el agua de su casa y fue entonces que una de las periodistas le recordó que hace unos meses, a él se le acusó y se le comprobó con un recibo en ceros que él no pagaba el agua desde hacía 44 meses, cosa que no negó, sino que incluso, afirmó con valentía.

Así es: el representante legal del Sindicato de la DAPAS ratificó que él debe todos esos meses de agua, porque él no está dispuesto a pagar dinero a este Gobierno, que es corrupto, dice él, así como el de Jorge Terán, que también fue calificado así por su rasero. Esto, a pesar de que desde hace tiempo hay una partida presupuestal para el Sindicato, que paga la DAPAS y que va a parar a su bolsillo, de alrededor de 10 mil pesos.

 

Yolanda Cepeda dice que las observaciones de la Auditoría sobre su periodo de alcaldes son meramente documentales

Yolanda Cepeda Echeverría, actual coordinadora regional del DIF, nombrada por la primera dama del estado y exalcaldesa de Aquismón, dijo que ella está tranquila, porque, aunque su municipio es uno de los más observados por la Auditoría Superior de la Federación, las faltas que se le señalan a su administración durante el año 2017 son de tipo documental o de trámites que no se completaron o que tuvieron alguna dilación con asuntos de entrega de papelería.

Así como otras municipalidades, la de Aquismón es una de las que recibe más recursos del nivel federal, por la cantidad de pobres que hay en el municipio, y por varios programas sociales de apoyo a vivienda y a salud que hay en la agenda federal y aunque las observaciones pueden ser motivo de preocupación para cualquiera, a Yolanda Cepeda no le quitan el sueño estos señalamientos, porque asegura que hay 600 obras hechas en su trienio que están terminadas.

 

Muchos alcaldes huastecos quieren el mando único, pero ninguno ha buscado el mecanismo para instaurarlo

El mando único ha sido calificado por el Gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López y por el coordinador de Gobierno en la Huasteca, Antolín Etienne Rivera como una medida bastante adecuada para contener la delincuencia y la acción criminal en varios lugares de la Huasteca potosina, sin embargo, aunque muchos alcaldes han aplaudido la medida, ninguno se ha acercado para oficializar este acuerdo de colaboración que compromete a la Policía Municipal, a la Estatal y al Ejército Mexicano.

De hecho, para que pueda operar, el alcalde que tenga pensado instaurar este esquema en su lugar de origen deberá pedir a su Cabildo que se ponga en el orden del día de una sesión el tema, y de ser posible, votarlo y que resulte aprobado, para después poder hacer la petición oficial al Gobierno de la entidad y así contar con más seguridad en su localidad, pero todavía nadie se anima.

Commentarios

comentarios

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar