Editorial

LA EDITORIAL RV

Socorro Herrera Orta aparentemente está pasando por momentos difíciles en lo que se refiere a su salud y esto le habría impedido participar en cuestiones políticas en los últimos días

La exalcaldesa Socorro Herrera Orta aparentemente se encuentra delicada de salud y ha trascendido que ha tenido recaídas fuertes en los últimos días, que la han obligado visitar el hospital del ISSSTE en varias ocasiones.

El dato es incierto porque la familia ha mantenido el tema de su salud discretamente y porque por respeto a la maestra y a la misma familia, no se ha tratado el tema, pero se sabe que el pasado sábado 24 de agosto, cuando se disponía a ir a votar en la asamblea electiva para escoger al presidente del Comité Directivo Municipal, supuestamente un malestar le impidió acudir.

Así también en otras ocasiones ha faltado a reuniones de carácter político, debido a que se ha visto comprometida su salud, a pesar de que ella ha mostrado buenos ánimos en las escasas apariciones públicas recientes.

Desde esta redacción se le desea la más pronta recuperación y que cualquiera que sea su situación de salud sea superada lo más rápido posible.

Que no hay dinero del Fonden del Gobierno federal para ayudar a productores agropecuarios de 44 municipios de San Luis Potosí, a pesar de la declaratoria de emergencia surgida del dictamen de la Sader

No conforme con que los productores del campo, tanto ganaderos como agricultores se encuentran en la peor crisis de sequía desde hace 20 años, trascendió que el Gobierno federal no tiene a mano recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) y que la ayuda llegará hasta el 2020, es decir, hasta dentro de más de cuatro meses, cuestión que no sólo es lamentable, sino terrible para la producción agropecuaria.

El 2 de julio circuló la declaratoria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) para 44 municipios de los 58 que hay en el estado potosino y, aunque el Gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López ha sido consciente de la tragedia que se vive en los ranchos de toda la entidad, entregando todo tipo de ayudas en dinero y especie, ésta no ha sido suficiente, porque los agricultores, en una gran mayoría, ya perdieron la oportunidad de cultivar y los ganaderos pierden reses y ganado menor por decenas, cada semana.

El reparto en la ayuda para los productores era de 60 por ciento del Gobierno federal y del 40 por ciento del Gobierno estatal, por eso está muy lejos de cumplirse con el apoyo completo, en un momento en el que el apoyo no es un lujo, sino una necesidad con carácter de urgente, por el colapso económico que significaría esto.

Toma parecer la JLCA, presidida por Juana Lara Díaz al líder del sindicato de la DAPAS, Alejandro Ballesteros sobre la entrada de material y equipo humano para hacer mejoras a la maquinaria del organismo, en lugar de hacerlo con un perito que resuelva esa necesidad y lo notifique a la misma Junta, dejando que éste decida si la gente del norte del municipio o los que no tienen suficiente líquido reciban más o no

Ahora resulta que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) en la capital del estado, tiene más consideraciones con el Sindicato de DAPAS, dirigido por Alejandro Ballesteros Corona, que con un perito en cuestiones de distribución de agua, porque Juana Lara Díaz, presidenta de la Junta envía documentos al líder sindical para que apruebe o desapruebe la entrada de personal técnico que tiene que allegarse a la paramunicipal para poder hacer ajustes, arreglos y adhesiones a la maquinaria que son necesarias para que haya agua en buen estado para todos.

La directiva de DAPAS se pregunta por qué la Junta no hace mejor una valoración con un perito, totalmente ajeno al conflicto político del organismo, con la finalidad de que determine o no si es necesario e incluso urgente entrar a este lugar, en lugar de hacerlo con la parte en conflicto que obviamente negará el acceso y convertirá en un asunto todavía más político, algo que es de necesidad para la gente.

Sandra Sierra, titular de Derechos Humanos en el Ayuntamiento, dos veces ha visto rechazada su propuesta de poner un módulo para la información y asesoría sobre derechos de los ciudadanos, en la delegación de la Fiscalía General de Justicia

Ya van dos veces en las que Sandra Sierra Cervantes, titular de la oficina de Derechos Humanos en el Ayuntamiento es rechazada por la Fiscalía General del Estado en su intención de colocar un módulo dentro de las oficinas de la Delegación vallense.

Van dos ocasiones en las que le argumentan lo mismo a la titular que usaría ese módulo como una isla para que todos aquellos que sean acusados o involucrados en un delito, así como sus familiares, conozcan sus derechos y que sepan cuáles sus garantías y cuáles sus derechos, así como sus obligaciones en cuestiones de índole investigativa.

Esta iniciativa ya tenía mucho tiempo y hace unos meses le fue negada esa posibilidad a la joven funcionaria y hace unos días volvió a ocurrir, con el pretexto de que no hay suficiente espacio en lo que antes era llamada la Procuraduría de Justicia, que es un edificio de buen tamaño, en donde sobra espacio para uno más módulos.

Edmundo Torrescano, secretario de Organización del PRI estatal anunció la campaña de afiliación y refrendo al partido, aunque la ciudadanía no parece estar de acuerdo en volver a creer en ellos

Edmundo Torrescano, secretario de Organización del Comité Directivo Estatal del PRI en San Luis Potosí anunció unas jornadas nacionales de afiliación y refrendo que llevará a cabo el partido en todo el país, a través de sus oficinas de sus comités municipales y en módulos itinerantes. Esta campaña es para que, los que están todavía en el partido, refrenden su estatus de militantes y que quienes hayan salido del instituto político, regresen, si esa es su decisión.

El partido que ahora pertenece a la chiquillada de los partidos del Congreso quiere recuperarse, bajo el pretexto de que la 4T ha fallado y de que las malas decisiones del presidente Andrés Manuel López Obrador dan pie para que regrese el PRI por sus fueros.

Lástima que los votantes y los ciudadanos en general no olvidan tan pronto y no solamente es el lapso de Enrique Peña Nieto, sino los 80 años anteriores de poder ininterrumpido, corrupción y desfalco lo que los tiene hartos, así que aunque ahora estén queriendo levantarse de la lona, al PRI parece que no le van a creer mucho con esta intención. Tuvieron su oportunidad.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top