Editorial

LA EDITORIAL RV

Adrián Esper, alcalde de Ciudad Valles ofreció un informe de Gobierno atípico, con participación de su voz y de videos donde exponía las promesas que había hecho en campaña, respaldadas por los hechos de su administración

El alcalde Adrián Esper partió en dos su informe de Gobierno, porque en primer lugar, antes de las 11 de la mañana, en el Salón de Cabildos de la Presidencia Municipal entregó el primer informe de Gobierno en memoria y en papel al secretario del Ayuntamiento, frente al Cabildo, siguiéndose el protocolo oficial de la Sesión Solemne que representa ese acto.

Ya después, en el Casino Ganadero de los terrenos de la Feria, ante una asistencia de unas 150 personas, el alcalde hizo un comparativo de lo que prometió en tiempos de cuando era candidato, con lo que ya ha realizado, cumpliendo con lo que había dicho de que su informe sería diferente, porque por primera vez se pudo cotejar la promesa con el logro, destacando los logros en seguridad, como la próxima colocación de las cámaras de seguridad o, en el mismo rubro, las 12 mil lámparas LED que terminarán de instalarse en lo que acaba el año.

Además, refirió que ha llevado internet a donde no se había tenido acceso a esa tecnología, como las escuelas rurales y recalcó que su Gobierno es el más transparente que se ha tenido en Valles, porque la información no se tiene que pedir, sino que está a disposición de los ciudadanos.

Aunque hubo algunos comentarios burlescos sobre el rap que comenzó con la presentación del informe en el Casino Ganadero, de parte de un artista urbano de Ciudad Valles, la tarde pareció favorecerle en muchos sentidos al alcalde, con ese formato.

 

Marco Antonio Conde vuelve a potarse prepotente antes del primer informe del alcalde Adrián Esper, cuando todo parecía indicar que había aprendido de humildad

A Marco Antonio Conde Pérez, regidor del Ayuntamiento de Valles del partido MORENA parece que le encanta que lo critiquen a la mala, porque nada más agarra tantito vuelo, haciendo buenas acciones y de pronto ejecuta algún acto de prepotencia que a unos enoja y a la mayoría indigna, como el de hoy a mediodía, en el que llegó montado en su Suburban a donde estaba el cerco puesto por las autoridades municipales, para no llenar de carros alrededor del Casino Ganadero, donde el alcalde Esper daría su primer informe y, sintiéndose superior a cualquier restricción, pasó la pesada camioneta por encima de los conos viales que se habían puesto para no permitir que entraran al área.

Este acto fue consignado por varios reporteros que volvieron a ver al Conde prepotente que siente una especie de poderío cuando está frente a empleados municipales que no pueden tener su jerarquía porque él es regidor y gobierna junto al alcalde.

Gregorio Cruz Martínez, titular de Codesol en Tamuín, realizó la gestión para dos caminos que habían sido pedidos por los ciudadanos desde hacía tiempo, logrando que se concretara el proyecto entre el INPI y el Ayuntamiento de Tamuín, presidido por Grecia Sánchez González

 

Sin duda, la gestión de obras que está haciendo el coordinador de Desarrollo Social del municipio de Tamuín Gregorio Cruz Martínez a nivel federal son acciones que no se habían visto antes en esta localidad en la que simplemente hubo gobernantes preocupados por quedarse con dinero del erario y con inflar la nómina. En esta ocasión, se trata de dos caminos a dos comunidades que son de mucha necesidad y que tendrán un costo, ambos, de nueve millones de pesos.

Estos proyectos son, el camino que conecta a las comunidades de Carranza y Carrizo y el que va a Graciano Sánchez y no hubieran visto la luz, de no ser por las dotes de gestor de Gregorio Cruz y de la alcaldesa de Tamuín, Grecia Sánchez González ante el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

El camino entre Carranza y Carrizo tiene un costo de 4 millones 517 mil 374 pesos y en de Graciano Sánchez, el costo es de 4 millones 171 mil 958 pesos, es decir, casi 9 millones de pesos en dos rutas que habían sido pedidas por los habitantes de esas comunidades desde hacía años, pero ahora que sí hay Gobierno, ya puede decirse que pronto serán realidad.

Vaya disputa que se traen el alcalde Tanlajás, Raúl Rivera, contra el alcalde Domingo Rodríguez, por un pleito añejo que tienen estos dos actores políticos de un municipio que no ha crecido ni con uno ni con otro

El alcalde Tanlajás, Raúl Rivera Olvera la tomó en contra del que fuera presidente municipal en la pasada administración (2015-2018), Domingo Rodríguez Martell, a quien acusó de no crear una dirección de Asuntos Indígenas y aparte lo señaló de entorpecer el trabajo del Gobierno municipal al eliminar los consejos a capricho y sin contemplaciones.

Por su parte, Domingo Rodríguez Martell le contestó a su antiguo enemigo que la “consejitis” lo que hacía precisamente era entorpecer el trabajo del alcalde, porque los consejos de cada dirección solamente servían para ir en contra de las decisiones del alcalde y que crear una dirección de Asuntos Indígenas es un despropósito total, porque el municipio es eminentemente indígena y no se debe crear una dirección para un sector, si ese sector es toda la población.

Josué Soni, muy lejos de lo que hizo su papá como alcalde, tiene un municipio con negocios para amigos y con mucha inseguridad

Josué Soni Cortés entró con muchas ganas a su encargo de presidente municipal de San Vicente pero una vez que tuvo el poder en sus manos ha descuidado el municipio a tal grado que la inseguridad está desbocada y no se ve para cuando se vaya a resolver el problema que aqueja a sus gobernados desde hace meses.

Además de eso, no ha parado de entregar obras a amigos, cuando en realidad debería abrir la posibilidad de que constructores profesionales y con experiencia en otros gobiernos construyan las obras que San Vicente necesita, causando no sólo enojo entre los desarrolladores, sino malestar entre ciudadanos que no ven para cuando las obras.

Aunque al principio lo comparaban con su padre, el expresidente Jesús Soni Bulos, éste sí trabajaba y además era respetado por sus conciudadanos.

A Gabino Morales le quedó muy grande el cargo que le dieron como delegado estatal del Gobierno federal en San Luis Potosí

Debería darle vergüenza al delegado estatal del Gobierno Federal, Gabino Morales Mendoza ser representante del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, porque no sabe nada de política y da pena ajena su comportamiento infantil al momento de cuestionarle sobre problemas reales de gente real, a la que ya no voltea a ver porque su sueldo de más de 100 mil al mes ya no le deja ver más allá de sus narices.

Se le preguntó sobre los apoyos que no han llegado ni a gente de campo ni a discapacitados (a quienes sí les han llegado las tarjetas para cobrar, pero sin saldo) y comenzó a comportarse beligerante con la reportera de este medio de comunicación, diciéndole que no estaba enterada de un tema que no sólo conoce este medio de comunicación, sino todos los demás de Valles y la región y luego, en el colmo del ridículo y de la inmadurez, Gabino Morales comenzó a proponer irónicamente que le pusieran una oficina los reporteros porque parecía que sabían más que él.

Esa actitud es grave, porque quiere decir que el representante del presidente quedó muy chiquito para el cargo, ya que de política no entiende nada y porque se vuelve intolerante cuando se le cuestiona sobre problemas que hay en la entidad, que le fue encargada por el mandatario nacional. Pero arrieros somos.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top