México y el Mundo

La madre de “El Marro” está libre. Y ayer soltaron al padre. Ya no queda nadie detenido, de hecho

El pasado 21 de junio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional (GN) y la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato detuvieron a la madre de José Antonio Yépez. Ella fue una de las 29 personas detenidas en el operativo que autoridades mexicanas realizaron ese fin de semana en Guanajuato y que desencadenó bloqueos carreteros con autos incendiados.

María Eva “N”, madre del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, fue liberada este domingo por falta de pruebas. La mujer fue una de las 31 detenidas en un operativo de autoridades federales y estatales realizado el pasado 20 de junio en Guanajuato.

La audiencia se llevó a cabo en el Cereso de Pentecillas, en Guanajuato, e inició el pasado sábado 27 de junio alrededor del mediodía.

Sin embargo, tras más de 12 horas, la Jueza Paulina Iraís Medina Manzano determinó no vincular a proceso a María Eva  “N”y cuatro personas más al considerar que la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGE) no aportó las pruebas necesarias para sustentar las acusaciones de narcomenudeo.

Con la decisión de la Jueza, ya no queda ningún detenido por el operativo realizado el pasado 20 de junio por parte de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional y la FGE contra los supuestos integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima.

La audiencia se llevó a cabo en el Cereso de Pentecillas, en Guanajuato, e inició el pasado sábado 27 de junio alrededor del mediodía. Foto: Cuartoscuro.

La abogada de María “N” aseguró que se hizo justicia, “nosotros no convencemos, las pruebas son las que se presentan y se tomó una decisión”, dijo a medios de comunicación .

“Sabemos que la tortura es un delito y la juez no es investigadora, ella encontró indicios racionales para pensar que hubo tortura y dio la indicación a la Fiscalía de iniciar esa investigación, por lo tanto desvaloró todos los demás elementos y entonces actuó en consecuencia”, agregó.

Explicó que uno de los elementos que llevó a la juez a desestimar las acusaciones, fue que se demostraron indicios de tortura contra los detenidos.

A la par, la defensa de María Eva logró acreditar anomalías en el operativo realizado el pasado 20 de junio, entre ellas demostraron que a sus clientes les sembraron 2 millones de pesos en efectivo; además de que se les retuvo sin que se contara con una orden de cateo.

La abogada de la madre de “El Marro”. Foto: Zona Franca.

Los reportes señalan que la defensa también logró demostrar que María Eva “N” no fue detenida en la casa difundida por las autoridades, sino en el domicilio de una de sus hijas.

El pasado 23 de junio, 26 de las personas detenidas en el operativo fueron liberadas, luego de que no se les pudiera acreditar su participación en el delito de narcomenudeo. Siete de ellas eran menores de edad.

Ese mismo día, la FGE informó que continuaba con la integración de la carpeta de investigación para acusar a la madre y la prima de “El Marro” de narcomenudeo y delincuencia organizada.

Horas después, las señaladas y tres personas fueron presentadas ante la Jueza Medina Manzano, quien acredito como legal su detención.

La audiencia de vinculación a proceso inició al mediodía del 23 de junio, sin embargo fue suspendida por la ausencia de un perito que aportaría pruebas al caso.

La madre “El Marro” es la tercera familiar cercana al líder criminal detenida por las autoridades mexicanas; aunque sólo pasaron algunas horas en prisión.

Previamente su padre, identificado como Rodolfo “N” también había sido asegurado por policías estatales al conducir un automóvil con reporte de robo; sin embargo, fue liberado, luego de que pagara una fianza de 10 mil pesos al acreditar que formaba parte de la población vulnerable a la COVID-19 al tener más de 60 años.

En enero pasado, su esposa, Karina, fue arrestada en la comunidad de San Miguel Octopan, dentro del municipio de Celaya, aunque días después fue liberada porque un Juez consideró ilegal su detención.

LA DETENCIÓN

El pasado 20 de junio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional (GN) y la FGE de Guanajuato detuvieron a la madre de José Antonio Yépez. Ella fue una de las 31 personas aseguradas en el operativo que autoridades mexicanas realizaron en Guanajuato y que desencadenó bloqueos carreteros con autos incendiados.

En un comunicado conjunto, la Sedena, la Guardia Nacional y la FGE confirmaron que “entre los detenidos se encuentran María ’N’, Juana ’N’ y Rosalba ’N’, presuntas operadoras financieras de la organización delincuencial; hecho que originó diversos ataques a las vías de comunicación, por lo que de manera inmediata las autoridades acudieron a los puntos afectados con la finalidad de liberar el tránsito y garantizar la seguridad de la población”.

Horas antes, “El Marro” había difundió dos videos en donde acusaba al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y a las autoridades de detener a su mamá. Sin embargo, las autoridades explicaron que las aprehensiones ocurrieron mientras se cumplimentaba una orden de cateo con apoyo de personal militar en un inmueble ubicado en el poblado de San Isidro Elguera, Celaya.

LIBERAN AL PADRE

Durante la madrugada del 26 de junio, el padre de “El Marro”, Rodolfo “N”, quedó en libertad luego de pagar una fianza de 10 mil pesos, tras justificar que formaba parte de la población de riesgo de enfermar de COVID-19 si era trasladado a prisión, al tener más de 60 años.

Rodolfo permaneció durante tres meses y medio en prisión, luego que integrantes de la Guardia Nacional lo detuvieran en un retén en una carretera de Guanajuato.

El padre de “El Marro” fue detenido a bordo de un vehículo con reporte de robo y placas falsas, por lo que fue acusado por robo equiparado.

De acuerdo con el Código Penal de Guanajuato, dicho delito no es grave por lo que podía salir de prisión luego de pagar una fianza.

Sin embargo, Rodolfo cumplía con la medida de prisión preventiva que le dictó un Juez federal el pasado 10 de marzo.

¿QUIÉN ES “EL MARRO?

José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, es el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima y uno de los responsables de la creciente violencia que desde hace más de un año azota al estado de Guanajuato. Además de liderar una dura lucha contra el Cártel Jalisco Nueva Generación en esa región, es uno de los hombres más perseguidos por las autoridades de México.

“El Marro” nació en la provincia de Santa Rosa de Lima, en el municipio de Villagrán, estado de Guanajuato. Aunque no es clara la forma en que ingresó a la criminalidad, su nombre se hizo famoso en el panorama mediático mexicano en 2017, cuando se hizo viral un video en donde aparece en compañía de decenas de hombres armados amenazando al CJNG.

Entre sus antecedentes criminales se encuentra una captura en 2008 por robo y delincuencia organizada, aunque al parecer no cumplió la condena tras ser liberado luego de pagar una alta suma por su fianza.

En 2014 incursionó en el robo de combustible como lugarteniente de David Figueroa, alias “El Güero” exdirector de la Policía Estatal Preventiva de Chiapas a quien se le identifica como miembro fundador del Cártel de Santa Rosa de Lima.

Para 2017, Yépez ya había asumido el mando de la organización y comenzó a ganar notoriedad tras la agudización del conflicto con el CJNG por el control del negocio de robo de combustible o “huachicoleo”.

“El Marro” durante un video en el que exigía la liberación de su madre. Imagen: Captura de pantalla.

Desde entonces, y a diferencia de otros líderes huachicoleros que mantienen un perfil más bajo, “El Marro” se ha convertido en uno de los nombres protagonistas del hampa mexicana pese a la naturaleza meramente local de su organización.

Su notoriedad hizo que las autoridades mexicanas le declararan la guerra al CSRL, por lo que en 2019 el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación de un operativo conjunto en contra del huachicol con el fin de desmantelar la organización.

Si bien las autoridades le siguen la pista desde entonces, “El Marro” ha logrado escapar de varios operativos en busca de su captura. En marzo del año pasado, cuando las autoridades ingresaron por la fuerza al poblado de Santa Rosa de Lima siguiéndole el rastro, logró escapar por una serie de túneles que conectaban su casa con viviendas aledañas. En octubre se llevó a cabo sin éxito un operativo similar.

Su arresto se ha dificultado en parte por la protección que le brindan varias comunidades a lo largo de Guanajuato, las cuales han llegado a protagonizar protestas y bloqueos viales para detener el avance de los operativos militares en su contra.

Desde que se declaró la lucha contra el huachicol se le han confiscado varios bienes y se han capturado varios miembros de su círculo cercano, entre ellos su padre y su esposa, a lo que El Marro ha respondido con violentas manifestaciones de poder, como el asesinato de funcionarios públicos locales y bloqueos constantes.

Como jefe del CSRL, El Marro dirige las operaciones de extracción ilegal de hidrocarburos en el estado de Guanajuato, centro de operaciones del cártel.

Se estima que la organización puede llegar a extraer diariamente entre 40 y 50 pipas de gasolina de las tuberías de la empresa nacional Pemex. Esto representaría una ganancia de hasta 1.5 millones de dólares al día.

El decomiso de varias flotillas de barriles de combustible, camionetas pick-up acondicionadas para transportar hidrocarburos, y más de 200 automóviles, es una muestra del poder adquisitivo de la organización.

A raíz de la embestida estatal en contra del huachicoleo en 2019, que incluyó el congelamiento de las finanzas del grupo, el CSRL se ha visto obligado a expandir su portafolio criminal, lucrándose de otras actividades como el secuestro, el sicariato y la extorsión.

Vía Sin Embargo

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top