Regionvalles

Lupillo González

¿Qué le falta a Carreras?

Muchas críticas le han acarreado al actual mandatario estatal de San Luis Potosí Juan Manuel Carreras por ser considerado tibio en momentos claves de su administración.
En mi punto de vista desde que llegó como mandatario, le faltó equipo, se ha rodeado de funcionarios segundones y otros abusivos que solo buscan sus intereses personales, de gente con poco compromiso. Le faltó más respeto a la ciudadanía que le dijo no a varios candidatos en las urnas, siendo esta una de las pocas armas que tiene la gente para llamar a cuentas a quien hace un mal trabajo, sin embargo varios que perdieron las elecciones Carreras los acomodó , siento esto de alguna forma traicionar la voluntad popular.

Le falta afrontar la realidad y más en el tema de la seguridad, cuando el enfermo no acepta las cosas será más difícil encontrar la cura. La inseguridad está en niveles alarmantes y no existe una estrategia, al contrario todo es minimizar el problema y nunca actuar con decisión.
Sus funcionarios tal vez motivados por la herencia que dejó Toranzo, donde hacían lo que querían, basta recordar al ex Secretario de Gobierno Cándido Ochoa que fue llamado hasta “el vicegobernador”, actualmente son varios de primer nivel que se mueven por la libre y buscan a diario sus reflectores, no hacen equipo y como se dice popularmente “no jalan para el mismo lado de la carreta”, esto muestra luchas intestinas, conflictos internos que hacen ver siempre a Juan Manuel Carreras como débil.
Tal vez el mandatario estatal ha tratado de ser tolerante en muchos casos, donde tal vez la opinión pública, los medios y hasta su círculo cercano esperaba verlo con una mayor firmeza, pero no, ha sido tibio, gris y ha dejado que muchos problemas le crezcan, cuando quiera por fin reaccionar ya será muy tarde.

Desde el Congreso del Estado al menos los diputados de la bancada de su partido se han manejado como han querido, ven por sus propios intereses, aunque vale la pena aquí hacer un alto para ver el otro extremo. Con Fernando Toranzo los diputados serviles se movían como simples robots a las órdenes que recibían desde Palacio de Gobierno, eran solo títeres y aprobaban todo lo que el Gobernador quería, varios de estos diputados pagaron caro en las urnas ese daño a la ciudadanía pero fueron recompensados de otra manera.

Entonces se viven tiempos extremos actualmente con los diputados, antes perfectos serviles y ahora en tribuna alguno hasta le dice a Carreras que “le faltan huevos”. Por lo mismo, ninguno de los extremos suelen ser buenos.
A Carreras le falta una verdadera visión de futuro para poder encaminar a nuestro estado a un buen puerto, el barco se le empieza a hacer agua y eso que apenas lleva un año y medio al frente de esta administración, si no pone mano dura con sus funcionarios y recompone las cosas la cuesta será solo para arriba, tampoco se tratará de dar manotazos y gritos como lo hacía Toranzo con sus funcionarios, que al final todo quedaba en eso, nadie le hacía caso empezando por su ex esposa la Dra María Luisa Ramos.

También sin duda le ha faltado combatir la corrupción, ya que en este aspecto parece que el tiempo se detuvo, todo sigue igual como lo dejó Toranzo, las compras que hace el gobierno son opacas, a proveedores que dan precios inflados, a beneficiados y amigos que se llenan las bolsas, la Contraloría es una planta de ornato cuyo principal objetivo es el encubrimiento. Ningún combate a la corrupción más que en el desgastado discurso.
Pero no todo es negativo, ha sido tolerante a la crítica y a diferencia de su antecesor ha mostrado tener más apertura a otras ideas que no sean las de él, que las lleve a la práctica es ya otra cosa.
¿Y usted que piensa que le falta a Carreras como gobernador?

Commentarios

comentarios

Al tope
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar