México y el Mundo

López-Gatell asegura que el senador fallecido por covid-19 no se contagió en la cámara

Como cada martes Hugo López-Gatell se presentó en la mañanera de este 27 de octubre para hablar acerca de la pandemia de COVID-19 —además de las acciones que el gobierno de AMLO lleva a cabo para contrarrestar su impacto sanitario y económico. Y esta vez, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud fue cuestionado sobre los más de cien casos de coronavirus y un fallecimiento que se han registrado en el Senado.

En contexto de la declaración de ‘Emergencia Sanitaria’ —decretada a finales de marzo por el gobierno de AMLO—, la Cámara de Senadores decidió trabajar a distancia, de manera virtual y creó un protocolo en caso de que las sesiones fueran presenciales.

En este protocolo —del 11 de junio— se ordenó la toma de temperatura, la sanitización del Senado, se montaron racks de lámpara UV al 100% dentro de los ductos del salón de sesiones para eliminar gérmenes y prevenir los contagios de coronavirus.

No obstante, en octubre, cuando los senadores y las senadoras regresaron para la discusión de la desaparición de los fideicomisos, al parecer todo se descontroló —hasta hubo un senador que había dado positivo a COVID-19 y que se presentó a presidir la Comisión de Hacienda el 19 de octubre.

Más tarde —el 24 de octubre—, se dio a conocer la muerte del senador de Morena Joel Molina Ramírez a causa del coronavirus.

¿Qué dijo Hugo López-Gatell?

Cuestionado sobre esta situación, Hugo López-Gatell explicó que la SSa (Secretaría de Salud) siempre estuvo pendiente de que el protocolo del Senado coincidiera con las restricciones sanitarias dictadas por esta dependencia.

Luego, aseguró que el senador que falleció a causa del COVID-19 no se contagió en la Cámara.

Esto fue lo que dijo:

“El Senado de la República sesionó el martes pasado y tuvieron una sesión larga, de toda la madrugada, en la sede antigua del Senado, en la calle de Xicoténcatl, y el presidente de la Mesa Directiva consultó a la Secretaría de Salud sobre sus protocolos de seguridad sanitaria”.

López-Gatell agregó que la SSa se encargó de verificar que los protocolos estuvieran vigentes —y de hecho, lo estaban.

Y ya en el caso del senador Joel Molina Ramírez, el subsecretario señaló que el funcionario no pudo haberse contagiado el martes en la Cámara Alta.

“El senador no se pudo haber contagiado ese martes en el Senado, ¿por qué lo sabemos? Porque conocemos la realidad biológica del coronavirus y sabemos que el periodo de incubación es de cinco a seis días y el senador la noche que salió del recinto, ya tenía síntomas”.

De acuerdo con López-Gatell, el senador pudo contagiarse cinco o seis días antes sesionar en la Cámara

Sin embargo, este precisión no resta importancia a la responsabilidad de las autoridades en la Cámara de Senadores, pues se permitió el ingreso del senador de Morena Alejandro Armenta —positivo a COVID-19 y que aún no había terminado la cuarentena— a una sesión en una sede alterna, un hotel de CDMX.

Luego, posterior a la sesión para discutir la desaparición de los fideicomisos en el Pleno y su aprobación, surgieron otros casos de COVID-19 entre los senadores y las senadoras.

Ante este panorama, el Senado decidió reforzar las medidas sanitarias y hacer obligatorio, de nueva cuenta, la toma de temperatura, la aplicación de pruebas y el uso de cubrebocas.

VÍA SOPITAS

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top