Regionvalles

Toño Martinez

Los milenial’s llegaron al poder; Adrián Esper ejemplo

Es la nueva generación de políticos que escandalizan a conservadores pero entusiasman a los jóvenes

Una nueva generación de políticos comenzó a dominar el escenario del servicio público en nuestro país, y aterrizó en la Huasteca, provocando encontradas reacciones; son los milenial’s, esa casta de personas no mayores de 40 años que se forjan en una época de grandes cambios tecnológicos, científicos y sociales y por lo mismo, cuentan con una visión muy diferente del mundo anquilosado que en muchos aspectos, nos ha tocado vivir.

Vienen rompiendo paradigmas, esquemas acartonados de actuar, decir y participar, y el ejemplo más contundente es el nuevo presidente municipal de Ciudad Valles, Adrián Esper Cárdenas, cuya primera aparición ante el público montado sobre un scooter eléctrico y danzando cadenciosamente, enterró aquellas ceremonias oropelescas de otro tiempo cuando el besamanos, el arrodillamiento y loas a nuevas autoridades era lo común.

Claro, los conservadores, aquellos que no pueden adaptarse a los nuevos tiempos pegaron el grito en el cielo llenando de epítetos la que consideran una “agresión e las buenas costumbres y el respeto”.

Lo de Adrián Esper fue efectivamente un show en el auditorio del campus Valles de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, decorado con la aplicación de tecnologías visuales que incluyeron espectaculares juegos de luces, enormes pantallas led, ritmos de moda y en el centro del escenario el alcalde sobre su scooter.

Eso, aclaramos a los espantados no fue irrespetuoso ni banal o superficial, es el reflejo del vigor de ideas y percepción de los milenial’s, que saltan de un papel gris en materia política donde los jóvenes solo han sido utilizados como mandaderos, pega propaganda y tema de discursos, pero sin participación amplia en gobiernos para la toma de decisiones.

No es desde luego que la incursión de los milenial’s desplace a la experiencia en el estricto sentido de la palabra, dr los de la generación “X” o “Y”. No sería saludable y traería consecuencias desagradables.

Tampoco significa necesariamente que con los milenial’s vayan a cambiar de un plumazo
costumbres de décadas o siglos en el esquema de gobernar.

No todo lo nuevo es necesariamente bueno; lo hemos comprobado los vallenses con el caso de Rómulo Garza Martínez, el exalcalde que prometía convertir a Valles en una Ciudad Luz y ni a chispita llegó.

Pero tampoco debemos asumir actitudes de confrontación, al contrario de fusión de experiencia con innovación y juventud.

Cada uno tenemos nuestra responsabilidad en la construcción de una nueva sociedad, juntos.

Adrián Esper lo ha entendido muy bien al expresar que el de su toma de posesión fue el último “relajo”, porque al día siguiente se metería a trabajar de lleno en los proyectos encaminados a convertir a Valles en un parque con mejores servicios, empleo, atractivos turísticos, equilibrio financiero, economía pujante y en progreso sostenido.

Los milenial´s no son solo bullicio y alegría, música y pachangas sino agentes de cambio, si no los dejamos solos naturalmente.

Commentarios

comentarios

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar