México y el Mundo

Más de 700 kilómetros de atasco para escapar de París horas antes del confinamiento

El Gobierno francés ha decretado un mes de confinamiento nacional para evitar repetir los datos de contagios y muertes acumulados en las últimas semanas.

Francia ha superado a España en contagios por coronavirus y ya se sitúa como el primer país de la Unión Europea más afectado por la COVID-19 tras haber sumado en las últimas horas más de 35.000 nuevos contagios. Es el quinto país de todo el mundo más dañado por la enfermedad y acumula, desde el inicio de la crisis sanitaria, más de 1,28 millones de casos y 35.823 fallecidos.

Los datos de las últimas semanas han llevado al Gobierno de Emmanuel Macron a decretar un confinamiento nacional después de no haber servido las restricciones anteriores, como el toque de queda, para reducir la curva de contagios. El país galo vivirá una situación similar a la de la primavera, aunque en este caso, la cuarentena será más severa.

Un confinamiento más leve

Los ciudadanos podrán salir de sus casas una hora al día y podrán alejarse como máximo un kilómetro de sus hogares para pasear o hacer deporte. Suena contradictorio pero las guarderías y escuelas de educación primaria y secundaria se mantendrán abiertas para aquellos padres que no tengan con quién dejar a sus hijos mientras trabajan si son empleados de trabajos esenciales.

En principio, este nuevo confinamiento nacional se aplica desde hoy viernes, 30 de noviembre, y hasta el próximo 1 de diciembre. Por lo que el Gobierno francés prevé que en un mes los casos se rebajarán y se podrán celebrar unas fiestas navideñas en la mejor medida para que los franceses puedan estar con sus familias. Aun así, el Gobierno galo revisará la situación cuando queden pocos días para el final del confinamiento y decidirán si prorrogan la restricción o, por el contrario, acaba el confinamiento.

Largas colas para salir de París

Como consecuencia a esta medida, los ciudadanos franceses, que ya cuentan con la experiencia de la primera oleada, han decidido marcharse de las principales ciudades, como París, para pasar este mes de cuarentena en sus lugares de origen o segundas residencias, como pueblos o villas, alejados de la multitud y rodeados de naturaleza.

Tantos han sido los ciudadanos que han pensado igual, que el jueves por la tarde se apreciaron imágenes de más de 700 kilómetros de colas de vehículos para salir de la capital francesa. Las autoridades de tráfico del país informaron de que el miércoles hubo 400 kilómetros de colas para salir de la ciudad parisina, pero el récord se consiguió ayer con un total de 730 kilómetros acumulados de filas de automóviles.

“Entiendo esa actitud. El confinamiento es extremadamente duro”, ha dicho la presidenta del consejo regional de París, Valerie Pecrésse, a la cadena radiofónica ‘France Info’ cuando ha sido preguntada por la situación de los atascos.

El Director de Ciencia y Tecnología en la empresa de energía e infraestructura Engie, Michael Webber, publicó en la red social Twitter imágenes impactantes que quedarán para el recuerdo. Miles y miles de coches y sonidos de bocinas que permaniceron en las carreteras francesas durante horas y horas.

Otras medidas

Las celebraciones religiosas estarán prohibidas durante este periodo de tiempo, a excepción de bodas y entierros que se podrán con un máximo de 6 y 30 personas, respectivamente.

Las tiendas textiles y comercios no esenciales permanecerán cerrados, al igual que los bares y restaurantes. Todos los lugares en los que se admite público estarán cerrados. Solo abrirán los supermercados para comprar productos básicos y alimentación, al igual que en la primera oleada de la pandemia.

Además, se vuelve a recomendar el teletrabajo, siempre que sea posible. Las salidas a la calle tendrán que estar justificadas y solo se podrá acudir al trabajo, al médico, a hacer la compra, a ayudar a una persona dependiente o a dar un breve paseo por las proximidades de la vivienda.

Guarderías, centros de educación primaria y secundaria, así como parques al aire libre se mantendrán abiertos. Los centros educativos universitarios permanecerán cerrados y se retomará la formación online.

Dos confinamientos nacionales en Europa

Este es el segundo confinamiento nacional que se decreta en Europa en esta segunda oleada de contagios tras el primero establecido por Irlanda hace una semana. En el país irlandés, la medida también estará vigente hasta el próximo 1 de diciembre.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top