México y el Mundo

¿México entró en recesión?: expertos responden

La contracción del PIB de 0.1 % no es un porcentaje elevado, por lo que a pesar de que técnicamente el país se encuentra en recesión, no es notable.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) confirmó que el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo un 0.1 % en 2019, por lo que está confirmada una recesión técnica.

En otras palabras, se dice que una economía se encuentra en recesión técnica cuando en dos trimestres consecutivos hay una disminución en ella; sin embargo, en este caso se observaron tres trimestres con disminuciones: los dos primeros y el último, mientras que el correspondiente de julio a septiembre no registró cambios, lo que trajo como consecuencia una disminución en el conjunto de la economía durante el año pasado, luego de que en 2018 había logrado un crecimiento de 2.1. Por lo anterior, se establece que, en efecto, la economía mexicana se encuentra en recesión.

Un reporte de Moody’s Analytics, empresa que proporciona investigación económica sobre riesgo, desempeño y modelos financieros, indicó que se trata de la primera contracción anual desde la recesión de 2009, conocida como “Subprime” y que afectó a México, pero a partir de ese momento no se había vuelto a presentar una condición así.

De igual manera, el informe señala que el cambio de gobierno fue un factor que contribuyó ala contracción del PIB al cancelar grandes proyectos de infraestructura e interrumpir contratos en el sector de energía.

Por otro lado, la cifra coincide con la estimación oportuna publicada por el organismo en enero pasado y la previsión de los analistas consultados por Bloomberg.

De acuerdo con el especialista en economía, Gabriel Roldán, la recesión económica se nota en el número de empleos nuevos, en las ventas a mayoreo y menudeo, y en la actividad industrial. Si hay una contracción fuerte, entonces, esos rubros pueden no crecer o en el peor de los casos, disminuir: ya no habría empleos nuevos y por el contrario, despedirían gente, las ventas disminuirían y también la actividad industrial.

“El 0.1 % no es un porcentaje elevado, por lo que a pesar de que técnicamente el país se encuentra en recesión, no es notable”, refirió.

De acuerdo con los siguientes datos del Inegilas barras de color naranja representan el PIB: se observa que en las ultimas columnas crece o se mantiene fijo: este es el efecto de la recesión.

La línea de tendencia de ciclo, muestra el comportamiento del PIB, o sea, si éste crece o disminuye dentro del ciclo económico.

Por otro lado, el rubro desestacionalizado se refiere a que esta información se recabó sin tomar en cuenta el efecto del periodo de vacaciones o puentes para que no haya valores que afecten el valor de las columnas, por eso se dice que están “desestacionalizadas”.

Asimismo, esta mañana, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, aseguró que esta contracción no es motivo para no preocuparse. “siempre preocupa que la economía no crezca, ya que cuando crece siempre hay mayor empleo y mejores condiciones económicas para todo. Lo que tenemos que hacer es buscar una salida lo más rápido posible”, aclaró.

Este retroceso está dando mucho de qué hablar en la esfera digital, ya que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió un crecimiento anual promedio del 4% para el PIB de México durante los seis años de su administración, y ahora resulta una meta que, según expertos, es improbable.

Vía Infobae

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top