México y el Mundo

Ocho días de protestas en Ecuador

Las comunidades indígenas de Ecuador llevan más de una semana encabezando las protestas contra los ajustes económicos anunciados por el Gobierno de Lenín Moreno

En Ecuador, otro día de movilizaciones con violencia y sin respuestas

Quito se vio marcada por una nueva jornada de movilizaciones en las puertas de la Asamblea Nacional. La respuesta del gobierno fue reprimir, emitir un llamado al diálogo y continuar reprimiendo. El ex presidente Rafael Correo ha planteado que deben realizarse elecciones generales anticipadas.

El gobierno de Lenin Moreno llamó a un diálogo luego de cinco horas ininterrumpidas de represión contra los miles de manifestantes que desde la mañana del 11 de octubre se acercaron a la Asamblea Nacional (AN) en el centro de Quito. Se trató de la octava jornada consecutiva de movilización desde que el presidente anunció las medidas conocidas como “paquetazo”, que consisten en una serie de recortes económicos como parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Los primeros en movilizarse fueron los movimientos indígenas agrupados en la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), quienes iniciaron el día con una asamblea en su punto neurálgico de reunión, la Casa de la Cultura, situada cerca de los sitios donde pasan la noche. Al total ya presente en la capital desde el inicio de la semana, se sumaron quienes llegaron de la región del Amazonas.

La movilización apuntó hacia la AN y pasó menos de una hora para que iniciara la represión con gases lacrimógenos. Del lado de los manifestantes se pusieron en marcha los sistemas de salud con los médicos voluntarios para auxiliar a personas heridas y desmayadas.

Otros sectores se sumaron a la jornada, como centenares de taxistas, y, con el paso de las horas, se acercaron a la movilización jóvenes, mujeres, gente adulta, trabajadora, afín al pasado reciente de la revolución ciudadana o no, en una diversidad sintetizada en una consigna y objetivo central: “Fuera Moreno fuera”.

La respuesta de Moreno vino cerca de las cuatro de la tarde en un breve mensaje donde llamó al movimiento indígena a sumarse a un diálogo: “es indispensable frenar la violencia (…) hago un llamado a los dirigentes a dialogar directamente conmigo sobre el decreto 883, hablemos de a dónde deben ir esos recursos”.

El presidente ofreció un diálogo en un escenario de presión callejera sostenida que se ha expresado no solamente en la capital de Quito, sino en varias ciudades y en los numerosos bloqueos de carreteras.

Su propuesta no parecería tener posibilidad de lograr un avance, si se toma en cuenta que la CONAIE ha repetido desde el inicio que sólo dialogará si el gobierno retira el decreto 883, que es a través del cual se eliminaron los subsidios a la gasolina, punto central del “paquetazo”.

Rafael Correa, por su parte, emitió un mensaje donde llamó a que se realicen elecciones anticipadas, tomando los artículos 130 y 148 de la Constitución que plantea que en caso de “grave crisis política o conmoción interna” la AN o el presidente pueden anticipar elecciones generales.

La tarde en Quito continuó con más represión a los manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad del Estado. El desenlace de la crisis abierta a partir de los anuncios de Lenin Moreno no parece tener una solución aún sobre la mesa. Ni el gobierno parece dispuesto a dar marcha atrás, ni la CONAIE y diferentes fuerzas movilizadas a retirarse de las protestas que no han disminuido en cantidad. ¿La respuesta son las elecciones anticipadas que plantea Correa? Ecuador cierra otro día de crisis.

Vía  Sputnik

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top