Regionvalles

Íconos de la Huasteca

Parroquia Santiago Apóstol, el símbolo de Ciudad Valles

Ha resurgido en dos ocasiones y ha ido a la par de la historia del municipio

CIUDAD VALLES, S.L.P. Iniciada su construcción –como se conoce en la actualidad- en el año de 1593, la Parroquia de Santiago Apóstol, aún en pie, ha sido testigo mudo de la historia de Ciudad Valles, viendo cómo pasó de ser una pequeña población hasta convertirse en la segunda ciudad más importante del estado de San Luis Potosí.

La historia de este edificio inicia desde la llegada de los primeros colonizadores a esta región, allá por el año de 1533, quienes una vez asentados y caracterizados por ser una población sumamente religiosa, edificaron lo que fue la primera iglesia católica en esta zona, misma que fue construida con palma y otates, al ser estos materiales propios de esta región y que eran muy utilizados en esa época para la construcción.

Sin embargo, este primer edificio podo duró, pues para 1534 se tiene registro de un voraz incendio que consumió el recinto religioso; de este incidente existen dos versiones: una que indica que la causa del siniestro pudo haber sido consecuencia de la quema de terrenos que serían utilizados para el cultivo, mientras que una segunda teoría menciona que pudieron haber sido los mismos indígenas quienes a manera de protesta incendiaron la iglesia, pues esa era la forma en la que se rebelaban y mostraban su descontento hacia los recién llegados.

Posteriormente la historia se repitió y en 1590 otro siniestro arrasó con la parroquia, y este no sólo acabó con la construcción, sino que se llevó consigo varios documentos de importancia que ahí se albergaban, pues en ese tiempo era el clero el que llevaba entre otros asuntos los censos de población, y para ese entonces ya se tenía un extenso registro.

Fue por así que luego de que se diera aviso de esta situación al Virrey Luis de Velasco y Castilla, éste ordenó que se construyera un nuevo templo, pero esta vez utilizando materiales más duraderos, iniciándose así la edificación de este lugar en el año 1593, la cual se prolongó por más de una década hasta su conclusión en 1607.

En aquel tiempo la parroquia estaba colocada en el corazón de la Villa de Santiago de los Valles de Oxitipa, ahí se colocó también lo que mucho tiempo fue la plaza principal y, como hasta ahora es, el sitio donde se colocaba el tianguis, lo que la hacía el punto de encuentro de toda la población, desde los más acaudalados hasta las personas más humildes.

Dato curioso es que este edificio fue utilizado como escondite de forajidos e integrantes de la milicia revolucionaria, quienes durante su paso por la ciudad lo ocuparon para resguardarse con todo y sus caballos.

El paso de estas tropas por la ciudad dejó consigo una serie de saqueos, de los cuales la iglesia no se salvó, perdiéndose así innumerables documentos y archivos históricos, que se llevaron consigo una buena parte de la historia de la ciudad que se tenía hasta ese momento.

Fue hasta 1934 con la llegada del padre Xavier Enrique Guerrero Briones, que el panorama cambió, pues él se hizo cargo de la renovación de la parroquia, la cual había quedado en muy malas condiciones tras los saqueos y embates sufridos durante la Revolución y la Guerra Cristera, y poco a poco fue levantándola hasta quedar como actualmente la conocemos.

Es así que la Parroquia de Santiago Apóstol ha formado parte de la historia de Ciudad Valles desde su nacimiento, y a pesar de los incidentes que la han llevado en más de una ocasión a tener que resurgir, sigue siendo testigo del crecimiento y desarrollo de la ciudad, siendo el edificio más antiguo de esta región y posiblemente de todo el estado potosino.

Commentarios

comentarios

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar