Miscelánea

“Por favor, adóptame”: Abandonan al perrito Max con una nota en una banca de la CDMX

Las historias de peludos abandonados nos rompen el corazón, pues estos bellos animalitos lo único que quieren es darnos todo su amor. Sin embargo, por una u otra razón, algunos de sus dueños que “ya no pueden cuidar de ellos” lamentablemente los dejan a su suerte esperando a que una buena alma los rescate y pueda darles la vida y el cariño que se merecen. Y ese es justo el caso de este perrito del que les hablaremos hoy. 

Y es que el pasado 22 de noviembre se dio a conocer la historia de Maxun doggo color miel que conmovió a las redes sociales. Resulta que lo dejaron en la banca de un camellón de las calles de la Ciudad de México –para ser exactos en la alcaldía Coyoacán–, donde varias personas lo vieron bastante triste y desconcertado, esperando a que alguien lo llevara con él. Pero aunque no lo crean, ‘hubo una razón para dejarlo desamparado’.

¿Qué fue lo que pasó con Max?

De acuerdo con la cuenta de Twitter, Difusión de Mascotas, al perrito lo encontraron acostado y con una nota escrita en una hoja de cuaderno donde la persona que lo abandonó explicó por qué lo había dejado ahí. Dentro de lo que escribieron mencionan antes que nada que esperan que el doggo encuentre un buen lugar y que aquellas personas que decidan darle una nueva vida lo cuiden y le den el amor que él necesita.

El dejar aquí a mi perrito me duele mucho, pero tomé la decisión de dejarlo porque mis familiares lo maltrataban y siempre me dolía verlo en esas condiciones. Así que si lees esto y te tientas el corazón por favor adóptalo y cuida muy de él, y sino por favor deja la nota en su lugar, para que otros lo lean y adopten”, decía la carta, esperando que una buena persona se lo encontrara y lo llevara.

Ya le están buscando una nueva familia a este perrito

Rápidamente, el caso de Max se hizo viral en redes sociales y a unas cuantas horas de que la imagen del perrito apareciera por las redes sociales, lo rescataron. Las personas de Mascotas Coyoacán, una organización comunitaria que se encarga de salvar a doggos en situación de aquella, se enteraron y fueron por él, aunque las cosas no fueron fáciles. porque este lomito no mostraba confianza después de lo que había pasado.

Pero no fue imposible y tras varios minutos intentando que sintiera cercanía, por fin pudieron tranquilizarlo y llevárselo. Al peludo lo trasladaron a un refugio temporal, donde lo atenderán y cuidaran hasta que llegue una familia que quiera adoptarlo, pero también la organización pidió apoyo para su pensión, protocolo de salud y por supuesto, a la persona que quiera darle a este perro una segunda oportunidad de ser amado. 

 

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top