México y el Mundo

Roberto Miranda, el militar encargado de la seguridad de Peña Nieto cuando era presidente, ahora desapareció del radar

Un reporte periodístico indica que fuentes de Sedena aseguraron que el general fue advertido previo a la detención de Salvador Cienfuegos en EEUU

Una semana antes de que fuera detenido el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), el exjefe del que fuera el Estado Mayor Presidencial, el general Roberto Miranda Moreno, abandonó la Embajada de México en España, y ahora su paradero es desconocido.

Miranda Moreno se jubiló el pasado mes de septiembre y, según señala La Política Online, apenas el pasado 9 de octubre entregó sus oficinas en las que se desempeñaba como agregado militar de la representación diplomática mexicana en Madrid, con dirección en la calle Carrera de San Jerónimo.

El general se jubiló al cumplir 65 años que es la edad máxima para que alguien en su puesto pueda permanecer activo. Dicho medio destaca que Roberto Miranda es considerado un experto en temas de inteligencia y seguridad nacional, características que le valieron para ser designado el responsable de la seguridad del expresidente Peña Nieto, de quien agregan, es amigo personal.

El sitio especializado en política también hace un recuento, precisamente, de la relación entre Enrique Peña y Roberto Miranda, al indicar que este competía con Salvador Cienfuegos por el puesto de líder del Ejército. Al no obtener ese lugar, fue nombrado jefe del Estado Mayor Presidencial.

También subrayan que la relación entre Miranda y EPN no siempre fue tan cercana, incluso indican que la manera tan brusca de ser del general no era del total agrado del priista quien incluso, afirmaron, trató de reemplazarlo con el general León Trawuitz, sin embargo su estilo de vida no complacía a Luis Videgaray –mano derecha del presidente Peña Nieto– quien lo vetó de la plantilla del gobierno.

Miranda se ganó la confianza y amistad de Peña Nieto tras múltiples viajes y giras mundiales. Según señala LPO eran buenos compañeros de ajedrez, mismo que jugaban por las noches en los viajes a bordo del avión presidencial.

La Política Online también señala que de acuerdo con fuentes de la Sedena, a Miranda Moreno se le recomendó presentar su renuncia ante lo que sería un arresto resonante. Sin embargo nunca se mencionó que la detención sería de Salvador Cienfuegos.

Este general también fue mencionado en al menos dos testimonios del juicio, en Estados Unidos, en contra de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán, en referencia a los nexos entre los altos mandos militares y los integrantes del crimen organizado y narcotráfico en México.

Por otro lado, Miranda Moreno también apareció entre las declaraciones de Emilio Lozoya. En la denuncia hecha por el ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), destacaron los nombres de personas que fueron comprometidas por el exfuncionario para declarar a su favor o corroborar información durante las investigaciones de la Fiscalía General de la República.

Lozoya señaló que el ex jefe del Estado Mayor Presidencial, atestiguó una reunión entre el presidente Enrique Peña Nieto y Marcelo Odebrecht de la empresa brasileña en 2012, misma que se realizó en la casa del empresario en Sao Paulo, Brasil.

Entre las personas que asistieron a la misma reunión están Idelfonso Guajardo, Luis Videgaray Caso, Carlos Fadigas de Braskem, Luis Weyll y Roberto Bischoff de Braskem México. Además, agregó que dicho encuentro fue de carácter secreto.

Salvador Cienfuegos fue detenido con su familia, a presunta orden de la Administración de Control de Drogas (DEA) quien pidiera, informó Milenio.

La investigación que llevó a las autoridades hasta el general en retiro se conoce como “Operación Padrino” e inició hace aproximadamente 10 años, de acuerdo con el semanario Proceso y el periodista Ioan Grillo. Actualmente el funcionario es acusado de tres cargos de narcotráfico y uno de lavado de dinero.

El colaborador del New York Times y BBC, entre otros, aseguraron que se trata de una investigación que se vincula con el caso de Joaquín Guzmán Loera El “Chapo” y probablemente relacionada también con el caso en contra de Genaro García Luna, otro exsecretario mexicano.

La detención de Cienfuegos Zepeda vislumbra un escenario incierto en la dependencia que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir a las bandas de narcotraficantes y asignarles la construcción de obras como el aeropuerto de Santa Lucía, según analistas consultados por Reuters.

Vía Infobae

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top