Regionvalles

Locales

Sanciones a los comercios que den bolsas de plástico

A partir de octubre que entra en vigor reforma a Ley Ambiental

CIUDAD VALLES, S.L.P. A partir de octubre próximo entra en vigor la reforma a la Ley Ambiental del Estado aprobada por el Congreso en 2018, que en su parte sustantiva prohíbe el reparto de bolsas de nylon y popotes en establecimientos comerciales y de todo tipo, elementos que, en el caso de la Huasteca, como en todo el país, han causado terribles daños a la naturaleza y a las ciudades.

Así, las bolsas de ese material tendrán que ser sustituidas por aquellas confeccionadas en tela y otros materiales biodegradables, o serán aplicadas sanciones que pueden llegar a 70 mil unidades de medida actuales.

Al respecto, Alejandro Aguilar Fernández, director de Ecología Municipal y con una trayectoria de décadas en la defensa del medio ambiente, señaló que el daño que han causado prácticas nocivas como el uso de las bolsas y popotes, aunado a tala de árboles, contaminación y depredación, han alterado el ecosistema general de la Huasteca, manifestado en agotamiento de mantos freáticos, disminución acelerada de ríos, manantiales y lagunas, derivado del desquiciamiento de los ciclos de lluvias y por consecuencias sequías que cada año son peores.

“La Huasteca es particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático y no podemos permanecer pasivos ante ello”, indicó.

En el caso de las poblaciones, las bolsas de plástico, envases de PET, popotes y basura como empaques de frituras, tapan las alcantarillas y drenajes, provocando que cuando llueve el agua no pueda ser drenada e inunde calles, casas y comercios.

Citó como ejemplo del tamaño del problema en esta ciudad, que el fin de semana anterior un grupo de voluntarios, estudiantes del Conalep, brigadistas de la Comisión Nacional Forestal, personal de la Comisión Nacional del Agua y de la representación del Medio Ambiente federal, coordinados por Ecología, recogieron en una fracción de un predio localizado frente al relleno sanitario, dos toneladas de plásticos y nylon.

“Y no fue todo, hay mucho más y eso nos demuestra el grado de contaminación de ese tipo que sufrimos”, comentó.

A nivel nacional, nuestro país utiliza 20 millones de bolsas de nylon cada año, las cuales tardan entre 400 a mil años en degradarse y mientras afectan el suelo, plantas, acuíferos y causan inundaciones en los pueblos.

“Medidas como los cambios a la Ley del Ambiente de San Luis Potosí nos van a dar un respiro, aunque será muy tardado para revertir el daño que hemos ya causado a la naturaleza”, comentó Aguilar Fernández.

Los artículos 104 y 159 de la citada ley, son muy precisos en la obligación de no entregar más bolsas de nylon en negocios ni utilizar popotes plásticos para el consumo de bebidas. “No hay forma de burlar las disposiciones”, expresó.

Sólo quedará permitido su uso cuando sea para empaques de origen, como productos alimenticios, medicamentos o materiales hospitalarios.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar