Regionvalles

Lupillo González

Como se pudrió la auditoría

El grave problema con las instituciones es que se han ido carcomiendo y el daño es casi irreparable porque no se reacciona a tiempo, en el caso de la Auditoria Superior del Estado las consecuencias han sido catastróficas y explicaré el porqué.
Hace trece años fue creada la Auditoria con el fin se contar con un organismo sólido, independiente y con las suficientes armas para prevenir y combatir a fondo la corrupción. Este ente fiscalizador por cuestión lógica, debió nacer pulcro y alejado de las tentaciones de quienes serían revisados por el uso de cada peso público.

Todo empezó a resquebrajarse cuando el gobernador en turno fue colocando su alfil como titular de la Auditoria y así poder asegurar una impunidad total y ante la sociedad poder erigirse con un gran honesto, presumiendo a los cuatro vientos como su cuenta pública salía limpia con una pisca de mínimas observaciones que se solventarían con la mano en la cintura. Basta recordar a Héctor Mayorga enterrando cualquier evidencia del mal uso de los recursos que se hicieron de los 1500 millones de pesos del crédito de Marcelo De Los Santos y que se negaba a entregar información que le era solicitada vía transparencia, posteriormente documentos revelaron que 560 estaban escondidos en las arcas del Gobierno de Fernando Toranzo. Circo y más circo para que al final exonerarán a todos los ligados a este terrible caso.

Pronto, tanto al interior de la Auditoria como al exterior fueron jugando perversos intereses y muchos detectaron que con las cuentas públicas se podían hacer grandes negocios y que todo se podía blanquear en lo oscurito. Aquello empezó a mostrar el camino fácil para quien se robaba los recursos públicos ya que encontraría la forma de salir bien librado. Caso extremo, también sirvió para perseguir a quienes no eran del agrado del mandatario estatal o de algunos diputados.

La Auditoria con el paso del tiempo se convirtió exactamente en todo lo que debía evitar, quieres estaban al frente de este organismo vieron la forma de enriquecerse de muchas formas, abusaron de los recursos públicos sin que tuvieran un freno, ya que mientras esto empezaba a carcomerse la sociedad estaba distraída en otras cosas y jamás volteó a ver lo que sucedía ahí.
Posteriormente ya fue invadida por ese virus terrible que portan los diputados y fue contaminada hasta sus cimientos. Los legisladores que cada tres años llegaban y se reciclaban empezaron a pedir sus cuotas y ayudaron de gran forma para convertir en una trastienda del Congreso la Auditoria, una gran agencia de colocaciones donde podían poner a sus cargamaletas, compadres, amantes, parientes y pagar compromisos políticos. Esto fue generando que la institución se fuera pervirtiendo al extremo, que este tipo de cosas detestables ya eran vistas como cosa normal.

Los diputados se hicieron mafiosos y empezaron a negociar el blanqueo de cuentas públicas con los alcaldes ya que su poder y control con el auditor en turno había sido enorme.
Todo lo que se destapó con el video escandalo donde muestra al todavía diputado Enrique Flores explicando todo el cochinero, nos queda claro que no es nuevo y se han revelado cosas extraordinarias pero que jamás tuvieron consecuencias, era un secreto a voces, pero ahora grabado tomó más fuerza.
Con la imposición de José De Jesús Martínez Loredo en la Auditoria fue el acabose, Cándido Ochoa Rojas como Vicegobernador en tiempos de Fernando Toranzo fue al artífice del derrumbe, pero que supo sacar un gran provecho de todo esto. Toda su rapiña fue inmaculada.

¿Cómo poner a un ex tesorero de un gobierno señalado de corrupción como fue el de Fernando Silva Nieto? ¿Cómo imponer a un tipo sin calidad moral y que además auditaba con su despacho los invernaderos de Santa Rita para posteriormente revisarlos por medio de la Auditoria Superior y presumir que todo era solo limpieza y pulcritud?

El Auditor fue una manzana podrida que llenó esta institución de su séquito de rapaces seres que en conjunto la terminaron de destruir. Ahora la reconstrucción será difícil pero debe hacerse a fondo por el bien de los potosinos.

Commentarios

comentarios

Al tope