México y el Mundo

Sorprendente hallazgo de más de mil 800 millones de árboles en el Sahara

La densidad relativamente alta de árboles aislados desafía las narrativas predominantes sobre la desertificación de las tierras secas, apuntaron los investigadores.

¿Un oasis en medio del desierto como en las películas? Sí, algo así descubrió un grupo internacional de investigadores en el Sahara, que publicó su hallazgo en la revista Nature.

Se trata de una gran proporción de árboles y arbustos de las tierras secas que crecen aislados, sin cerrar el dosel arbóreo (capa de ramas y hojas formada por las copas de árboles vecinos, los cuales se encuentran cubriendo grandes áreas).

Estos árboles no forestales que fueron hallados por el equipo tienen un papel crucial en la biodiversidad, y proporcionan servicios ecosistémicos como:

-Almacenamiento de carbono

-Recursos alimentarios y

-Refugio para humanos y animales

Los científicos apuntan que los árboles fuera de los bosques no están bien documentados:

“Aquí mapeamos el tamaño de la copa de cada árbol de más de 3 metros cuadrados en un área de tierra que se extiende por 1.3 millones de kilómetros cuadrados en el Sahara de África Occidental, el Sahel y la zona subhúmeda, utilizando imágenes satelitales de resolución submétrica y aprendizaje profundo”, señalan en el artículo.

Los investigadores detectaron más de mil 800 millones de ‘árboles individuales’ (13.4 árboles por hectárea), con un tamaño medio de copa de 12 m cuadrados.

Apuntaron que la cobertura del dosel aumenta del 0.1 por ciento (0.7 árboles por hectárea) en las zonas hiperáridas, pasando por el 1.6 por ciento (9.9 árboles por hectárea) en las áridas y el 5.6 por ciento (30.1 árboles por hectárea) en las zonas semiáridas, al 13.3 por ciento (47 árboles por hectárea) en áreas subhúmedas.

Aunque el dosel es bajo, “la densidad relativamente alta de árboles aislados desafía las narrativas predominantes sobre la desertificación de las tierras secas e incluso el desierto muestra una densidad de árboles sorprendentemente alta”, destacan.

Su análisis sugiere una forma de monitorear los árboles fuera de los bosques a nivel mundial y explorar su papel en la mitigación de la degradación, el cambio climático y la pobreza.

Vía El Financiero

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top