Miscelánea

Toloache, ¿planta del amor o la locura?

Popularmente se dice que un té de toloache hace que cualquier enamoramiento sea posible.

¿Es el toloache una poderosa planta para enamorar al ser querido o una potente droga alucinógena y altamente dañina para las neuronas? Las funciones de esta milenaria yerba mexicana dependen del consumidor y lo que éste busque.

Para el que busca el amor, de acuerdo a la creencia popular, bastan unas gotas de toloache en la comida o bebida para que la persona quede completamente enamorada de quien se lo administra. El toloache es también conocido como “yerba hedionda”, “higuera del infierno”, “mata del infierno”, “yerba del diablo”, aunque su nombre científico es datura stramonium.

El uso generalizado del toloache está fuertemente relacionado como planta ritual, por lo que se cree que es sobrenatural.
Popularmente se dice que un té de toloache hace que cualquier enamoramiento sea posible; aunque de acuerdo a los biólogos, el toloache tiene efectos tóxicos que podrían desencadenar situaciones graves si se administra en grandes cantidades. El toloache también es utilizado como medicina alternativa debido a su actividad analgésica, antiinflamatoria y sicotrópica.

Fernando Yaomitl, guardián del temazcal los Colibríes, pide no tomar a la ligera la toxicidad de la planta, pues las consecuencias de no usarse adecuadamente podrían ser fatales. Aunque también aclara que el toloache tiene varios beneficios que se emplean en la medicina alternativa.

“Yo he sabido de personas que han muerto por el consumo del toloache, o personas que quedan como luego dicen ‘atontados’ porque es una planta muy peligrosa, esas personas nunca vuelven a ser las mismas, es un tema que no debe tomarse a la ligera. Su uso es muy delicado por la toxicidad que tiene si te toca la piel, las manos, el mismo frasco en donde está guardado se debe tener mucho cuidado. Aunque se puede utilizar como analgésico, antiflamatorio, para infecciones de la piel, para las hemorroides, tiene claros beneficios terapéuticos, como medicina ancestral. A esta planta también se le conoce como ‘la azucena del diablo’, ‘el espanto del lobo’.

“De no consumirse en microdosis los daños pueden ser fatales, puede causar la muerte, se tiene delirios, angustia, falta de concentración, pensamientos incoherentes, porque es una semilla sicotrópica, es como hacerle un corto circuito a nuestro sistema nervioso, lo que te venden en el mercado viene con otras plantas para poder usarlo, es lo que nosotros llamamos magia de bajo astral, magia oscura, no puedes tener a nadie que no quiera estar contigo por voluntad propia”.

Sobre si el toloache enamora, el chamán responde: “No es que tenga un poder mágico, lo que pasa es que cuando se le empieza a dar toloache a las personas, normalmente en comidas o en bebidas, comienza a afectar el sistema nervioso y empieza a perder la facultad de razonamiento, empiezan a perder la noción de la realidad, comienzan a ser más dóciles, entonces si tú tomaste toloache comienzas a sentirte así, desubicado y la personas que tengas más cerca de ti pues va a poder influenciarte, controlarte y manipularte”.

Dosis de amor propio

En experiencia de Fernando Yaomitl, las personas que buscan solucionar sus problemas amorosos a través de este tipo de pociones, son personas inseguras de sí mismas, por lo que la única alternativa para no poner en riesgo nuestra salud, dice, es el amor propio.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México, en el mundo existen 12 tipos diferentes de toloache y todos son originarios de México.

Debido a su fama la planta está al alcance de cualquier persona y es el rey de los productos herbolarios. Los mercados son sitios donde el toloache concentrado puede conseguirse con mayor facilidad.

Por 55 pesos puede comprarse un gotero de aproximadamente 50 mililitros para que este sea administrado en la comida del ser al que se quiere enamorar; los llamados hierberos indican dosis distintas, algunos dicen que seis gotas en los alimentos, otros dicen que sólo dos, y algunos otros desconocen por completo el tema y se limitan a decir “dentro de la caja vienen las instrucciones”, pero el toloache concentrado no contiene ninguna indicación ni advertencia médica; aun así, es el producto herbolario que más se vende para conseguir el amor de un hombre o una mujer.

“Mire yo no sé si funcione, pero la gente lo pide mucho, no sé de qué esté hecho, ni sé cuánto se debe tomar, sólo sé que se le echa a la comida, mucha gente dice que sí funciona”, comenta una de las comerciantes de yerbas y productos esotéricos.

Sin embargo, este mismo frasco de toloache concentrado se vende en Internet hasta por 549 pesos, en estas páginas de compra y venta se asegura que la pócima es altamente efectiva, e incluso se ofrece la modalidad de pagarlo a 12 meses sin intereses.

Para el químico de la Universidad Autónoma de Querétaro, Francisco Javier Luna, urge en el estado y en el país, una regulación para la venta del toloache, pues insiste en las graves consecuencias de no administrarlo correctamente. “Esta planta tiene efectos sobre el sistema nervioso, la persona tendrá taquicardia, aumento de temperatura, se modificará su respiración y tendrá somnolencia, puede tener delirios y alucinaciones, es una planta muy amarga, tiene un sabor desagradable y tampoco huele bien. Tiene anestésico y por eso se usa en la medicina natural, a veces se incluye en muy pequeñas dosis para el cólico o espasmos estomacales. Se pueden tener efectos a largo plazo en la capacidad cognitiva por el abuso de esta planta, puede inducir al coma”.

Secretos familiares

Aunque el uso del toloache para enamorar a alguien forma parte de la cultura popular de México, y el tema a menudo surge en conversaciones burlonas y picarescas, la realidad es que también es un tema tabú.

Aurora ha escuchado desde que era niña que a su tío Javier “lo entoloacharon”, pero nadie cuenta exactamente qué pasó.

“Esa es una historia que mi abuelita cuenta desde hace muchos años, que a su hermano Javier lo entoloachó su novia. Dice que estaba enojada porque ellos dos terminaron, y entonces le preparó un pastel con toloache para que volviera a enamorarse de ella. Dicen que le preparaba un pastel cada año y con el paso del tiempo dicen que mi tío se volvió loco. Yo he preguntado más sobre eso, pero no me cuentan mucho, es algo de lo que no les gusta hablar”, comenta la joven de 25 años.

VÍA INFORMADOR.MX

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top