México y el Mundo

Un accidente mortal ocurrió en el extremo norte de Rusia y ahora un misterio nuclear

Esto es lo que sabemos: las autoridades del norte de Rusia detectaron un breve aumento en los niveles de radiación luego de una explosión en un campo de entrenamiento militar allí, informó el jueves la agencia estatal de noticias rusa TASS.

Se ha declarado un estado oficial de duelo en la ciudad rusa de Sarov. El jueves pasado, cinco especialistas nucleares empleados por Rosatom, la corporación estatal de energía atómica de Rusia, murieron en una explosión en un sitio de pruebas militares en el norte de Rusia, no lejos del puerto de Severodvinsk.

Según el relato oficial, los científicos de élite muertos en el accidente, Alexey Vyushin, Yevgeny Koratayev, Vyacheslav Lipshev, Sergey Pichugin y Vladislav Yanovsky, fallecieron durante las pruebas en un sistema de propulsión líquida que involucra isótopos.

Sarov, conocido durante la Guerra Fría como Arzamas-16, es una de las ciudades secretas de Rusia. Cerrado a los extranjeros y accesible solo con un permiso especial, Sarov es el equivalente aproximado de Los Alamos, Nuevo México, uno de los lugares de nacimiento del diseño de armas nucleares de EE. UU.

En otras palabras, la prueba probablemente tenía alguna dimensión nuclear. Y el secreto del gobierno del presidente ruso Vladimir Putin solo ha alimentado aún más la especulación sobre la causa del accidente.

Severodvinsk tiene una base naval y un astillero y TASS, citando servicios de emergencia, inicialmente dijo que el incidente comenzó a bordo de un barco.

El gobernador regional de Arkhangelsk le dijo a TASS que el área alrededor de la explosión no sería evacuada. Pero los informes del breve aumento de la radiación y la falta de información sobre el incidente levantaron banderas rojas de inmediato.

“Un componente inusual”

Mientras que el Ministerio de Defensa de Rusia admitió que algo salió mal, los observadores informados inmediatamente plantearon preguntas sobre qué exactamente había estado sucediendo en el campo de prueba.

Jeffrey Lewis, un experto en control de armas en el Instituto Middlebury de Estudios Internacionales en Monterey, fue uno de los primeros en sugerir que el accidente con misiles tenía un componente inusual.

Vía CNN

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top