Regionvalles

Viral

Una FOTO en Los Pinos revive la crítica a la vida de ostentación que disfrutaron EPN y su familia

Miles de mexicanos conocieron ayer el lujo y opulencia de Los Pinos, la residencia de los presidentes de México durante décadas que era inaccesible hasta su apertura como un centro cultural. Ahí, en la que fue la Residencia Oficial de los mandatarios, estuvo la familia.

En esa residencia fue donde Angélica Rivera y su hija Sofía Castro posaron en junio de 2014 para la revista Marie Claire; y donde el 30 octubre de ese mismo año, un día después de que Peña Nieto recibió a los padres de los 43 normalistas desaparecidos, Sofía ofreció un Halloween para celebrar también su cumpleaños. El mismo lugar, donde en agosto, Sofía Castro y Paulina Peña recibieron al tatuador de las estrellas de Hollywood, Jon Boy.

Una fotografía del periodista de Pie de Página José Ignacio De Alba, en donde se aprecia a una familia de Acapulco, Guerrero, posando dentro de lo que fue la Residencia Oficial de Los Pinos, ha puesto otra vez en el debate público la vida de vanidad o presunción que proyectó la familia del ex Presidente Enrique Peña Nieto.

Miles de mexicanos conocieron ayer el lujo y opulencia de Los Pinos, la residencia de los presidentes de México durante décadas que era inaccesible hasta su apertura como un centro cultural. Ahí, en la que fue la Residencia Oficial de los mandatarios, estuvo una familia que viajó desde Acapulco, Guerrero, para presenciar el discurso que Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

“Para mí, Los Pinos era un lugar inaccesible, prohibido, donde se acumulaba el poder, completamente restringido”, comentó ayer a la agencia Efe Adriana Muñoz, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En contraste con los lujos de los hijos y la esposa del ex Presidente Peña, la familia aparece en las mismas escalitanas en las que Angélica Rivera de Peña, conocida como “La Gaviota”, posó para revistas frívolas.

El complejo de Los Pinos, en el histórico Bosque de Chapultepec, comprende una superficie de 56 mil metros cuadrados y es catorce veces más grande que la Casa Blanca, residencia del Presidente de Estados Unidos.

La fotografía del periodista de Pie de Página ha removido historias de ostentación de la ex familia presidencial.

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, decidió abrir esa residencia y entregarla a los ciudadanos para irse a vivir al Palacio Nacional, como parte de su estrategia para mostrar un Gobierno austero.

LA VIDA DE LUJOS EN LOS PINOS

El ex Presidente Enrique Peña Nieto vivió en Los Pinos durante su sexenio con su esposa la ex actriz de Televisa, Angélica Rivera Hurtado y los seis hijos de la pareja: Paulina (23 años), Alejandro (20 años) y Nicole Peña Pretelini (18 años) –del primer matrimonio del Jefe del Ejecutivo federal con Mónic Pretelini–, y Sofía (22 años), Fernanda (18 años) y Regina (12 años) Castro Rivera, hijas de Angélica con José Alberto “El Güero” Castro, un productor de telenovelas y hermano de la famosa actriz Verónica Castro.

La lujosa vida que llevaron durante los últimos seis años tanto Angélica Rivera como todos sus hijos e hijas fue ocultada por la Presidencia de México. De acuerdo con la Unidad de Datos de SinEmbargo, las erogaciones en alimentación, vestimenta, calzado, telefonía celular, computadoras, ayuda doméstica y seguridad de los hijos del matrimonio Peña-Rivera están declarados como “inexistentes” ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Sin embargo, tanto las revistas del corazón como las propias cuentas en redes sociales de los hijos del matrimonio documentaron los lujos de los que disfrutaron.

LA PORTADA DE MARIE CLAIRE

La fotografía de la familia de Guerrero ayer en Los Pinos fue tomada justo en las escaleras donde Angélica Rivera y su hija Sofía Castro posaron en junio de 2014 para la revista Marie Claire.

En las imágenes, que causaron una gran indignación nacional, se ve a ambas mujeres usando vestuarios similares. En el artículo la revista destacaba “el lado más sofisticado de madre e hija”.

La sesión fotográfica fue realizada por Gregory Allen y utilizó como escenario diversos interiores de Los Pinos. Las mujeres lucieron diferentes atuendos que incluyeron gabardinas de cuero y trajes elegantes.

yer, durante el primer día que Los Pinos abrió al público en general, el fotógrafo de Pie de Página capturó a una familia guerrense en las mismas escalares de la residencia.

Luego los usuarios de redes sociales comenzaron a comparar la imagen de la familia con la de Angélica Rivera y su hija. Por una lado el lujo y derroche, y por el otro una familia de escasos recursos, donde uno de sus integrantes, un niño, iba incluso descalzo.

Los usuarios de las redes destacaron que la de la familia de Guerrero es la realidad de muchos en México y no el derroche que mostraba la familia Peña-Rivera.

EL HALLOWEEN DE SOFÍA

Otro de los excesos de la familia del ex Presidente que causó indignación fue la fiesta de disfraces que ofreció Sofía Castro en Los Pinos en 2014, un día después de que los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa se encontraron en ese mismo lugar con Peña Nieto.

En medio de la tragedia por la desaparición de los jóvenes, Sofía realizó el 30 de octubre una fiesta doble en la casa presidencial de Los Pinos: por Noche de Brujas y para celebrar su mayoría de edad. En su cuenta de Instagram, Sofía Castro compartió fotografías de su disfraz y pastel, lo cual le fue criticado ampliamente por usuarios de redes sociales, quienes le echaron en cara su insensibilidad ante la tragedia de los alumnos de Ayotzinapa.

LOS LUJOSOS VIAJES

Un periodista de Univisión captó en agosto durante sus vacaciones a Angélica y sus hijas comiendo en un restaurante de París, Francia. Sus guardaespaldas le retiraron el material audiovisual. El periodista denunció agresión por parte de los guardias.

Además, Alejandro Peña Pretelini, de 20 años, es el único de los hijos del matrimonio Peña-Rivera que tiene su cuenta de Instagram pública, en la cual, desde 2014, ha presumido las fotografías de sus viajes a Nueva York o Londres, así como su ropa de marca.

También ha publicado fotografías en las cuales se muestra en yates, jugando golf, en carreras de autos e incluso con el Papa Francisco o el actor Leonardo Di Caprio durante su visita a México.

Apenas el verano pasado, la revista Caras reportó las vacaciones de Sofía Castro por Italia, España y Grecia.

EL TATUADOR

El pasado 30 de agosto, diversas imágenes publicada en Instagram dieron cuenta de la visita a Los Pinos del tatuador de las estrellas de Hollywood, Jon Boy; fue invitado por Paulina Peña y Sofía Castro para hacerse tatuajes con él.

De acuerdo con información de medios, Jon Boy ha tatuado a Kylie, la más joven de la familia Kardashian-Jenner, Travis Scott, Halsey, G-Eazy, Hailey Baldwin, Jonathan Cheban y Chloë Moretz.

El diario Reforma publicó que además de los tatuajes que supuestamente Jon Boy –tatuador de celebridades en Estados Unidos– no cobró a las hijas de Peña Nieto, Sofía Castro se mostró calzando unos zapatos negros de piel con incrustaciones de perlas de la marca Gucci Black Princetown, cuyo costo es de mil 750 dólares, cerca de 35 mil pesos mexicanos.

Vía Sin Embargo

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar