Gwilym Pugh cosechó grandes beneficios al cambiar su imagen, tantos en su caso que incluso cambió su carrera, después de dejarse crecer la barba y abrir una cuenta en Instagram, pasó de ser un tímido hombre de negocios a trabajar como un exitoso modelo.

A los 21 años Gwilym ya había creado una compañía de seguros en una habitación de su casa y le estaba yendo bien, pero en contraposición a su éxito profesional, era una persona con sobrepeso y tenía marcas en el cuerpo. Esto cambió cuando su barbero le recomendó dejarse crecer la barba.

“Entonces tenía mucho sobrepeso, trabajaba 12 horas al día, y tenía bastantes lesiones, con lo que no podía entrenar,” precisó el galés a “Daily Mail“.

La recomendación de su barbero se debía a que Gwilym formó con sus amigos na banda de folk y el vello facial va mucho con este tipo de música. Este cambio de ‘look’ lo complementó con ejercicios una dieta y se creo una cuenta de Instagram.

“El negocio iba bien, pero decidí que tenía que arreglar mi vida y recuperar la salud”, señaló el ahora ‘influencer’ de Instagram. Dejó su trabajo de escritorio y perdió 40 kilos en 5 años.

“Fue lo mejor para mi salud, ya que dejé de estar sentado entre 9 y 10 horas diarias,” explica. El proceso lo fue documentando en su Instagram, medio por el cual el sastre galés Nathan Palmer la vio y cambió su vida catapultándolo al modelaje.

Fue este contacto con Instagram lo que le permitió crecer y convertirse en el modelo que es ahora, parte de la agencia de modelos AMCK, ubicada en Londres, además es embajador de House 99, la nueva marca de productos cosméticos de David Beckham, y ha trabajado en campañas de Vans, Bud Light, Diesel, entre otras marcas.

Las imagenes de Gwilym Pugh se han vuelto virales Foto: Instagram/@gwilymcpugh

Vía Sin Embargo