Regionvalles

Íconos de la Huasteca

Venus de Tamtoc, a exposición “Culturas de la Costa del Golfo”

Existe temor de que ya no regrese a su sitio o que sea restaurada y pierda valor histórico

 

CIUDAD VALLES, S.L.P. La pieza arqueológica “Mujer escarificada”, o comúnmente conocida como “Venus de Tamtoc”, será exhibida en el Museo Nacional de Antropología (MNA) a partir del 6 de diciembre de este año y hasta el 31 de marzo de 2019, como parte de la exposición “Culturas de la Costa del Golfo”, lo que, si bien implica mayor proyección para la Huasteca, también ha generado controversia.

Ésta es una de las piezas más importantes encontradas en el sitio de Tamtoc, que se ubica en el municipio de Tamuín, y su descubrimiento fue como parte del trabajo que realizaba el arqueólogo Guillermo Ahuja Ormaechea y su equipo de colaboradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (IMAH), en el año de 2005.

El arqueólogo Ahuja Ormaechea ha explicado en diversas entrevistas que la Venus de Tamtoc data de entre el año 1150 y 700 A.C., y fue parte de una ofrenda dedicada al Monumento 32, también conocido como La Sacerdotisa. Ésta ya fue trasladada a la Ciudad de México, para integrarse a otras piezas que estarán en exhibición.

La exposición que será inaugurada el 6 de diciembre por el ya presidente constitucional Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Juan Manuel Carreras López, considera piezas importantes de la región conocida como la costa del Golfo de México, que abarca los estados de Veracruz y partes de Tabasco, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro e Hidalgo.

En la presentación de la misma, el MNA destaca que la contrastante geografía de la región albergó un conjunto diverso y cambiante de múltiples grupos étnicos y lingüísticos de 1700 A. C. a 1518 D. C., legándonos una compleja y dinámica historia cultural.

Agrega que en el sur se desarrolló una de las primeras civilizaciones del antiguo México –lo que conocemos como olmeca– que tuvo un efecto significativo en regiones distantes como Guerrero, Morelos, Chiapas y América Central; con el tiempo otras ciudades fueron creándose con sus particulares idiosincrasias culturales, tal como Tajín, Matacapan, Tamtoc, Laguna de los Cerros y Cerro de las Mesas, entre otras.

Asevera que esta zona tuvo contactos importantes con otras ciudades más allá de la región del Golfo, tal como Teotihuacán quienes se influían mutuamente.

Y del año 900 a 1500 D. C., antes de la llegada de los españoles, la región continuó con desarrollos culturales autóctonos que se distinguen por sus particulares estilos de decoración de cerámica, escultura, labrado de concha e instrumentos de metal, entre otros, y existen relaciones importantes con las culturas de la cuenca de México de manera particular con los mexicas. Destacan ciudades de ese entonces en Castillo de Teayo, Vista Hermosa, Cempoala, Cuauhtochco, Cotaxtla, Tuxpan, Tempoal y Tamuín, entre otros.

Respecto a este tipo de exposiciones, el curador-investigador del MNA, Leopoldo Trejo Barrientos, en su momento hizo alusión a que las culturas se transforman, por lo cual las salas dedicadas a sus expresiones materiales e intelectuales deben adecuar sus contenidos periódicamente.

Y fue precisamente que en 2017 llegó el turno de la sala etnográfica Costa del Golfo de México: Huasteca y Totonacapan, espacio arquitectónico que desde el año 2000 estuvo dedicado a las culturas huasteca, nahua y totonaca.

Durante ese año y el inicio de éste, un equipo de especialistas en etnografía, museografía, comunicación, diseño gráfico, fotografía y restauración, sumaron esfuerzos para renovar los contenidos de la sala.

Pero menciona que a diferencia del guión museográfico anterior, la región del Golfo de México no se limitará a su franja costera y sierras potosinas, sino que integrará al conjunto de pueblos y territorios que histórica y etnográficamente hacen parte del Totonacapan y la Huasteca: abrirá al público como Culturas del Golfo de México.

“Este cambio de nombre supone la unión de los contenidos de las salas Sierra Norte de Puebla y Costa del Golfo de México, fusión geográfica que nos permitirá mostrar, en un mismo espacio arquitectónico, la complejidad cultural de los pueblos totonaco, huasteco, nahua, tepehua y otomí, resaltando la unidad y diversidad propias de un área cultural que abarca los litorales del centro y norte de Veracruz, las sierras potosina, hidalguense y poblana, así como una parte del Altiplano Central”, precisa.

Controversia

Si bien la exposición de la Mujer Escarificada o Venus de Tamtoc en el MNA representa una proyección mundial para la Huasteca Potosina, el arqueólogo descubridor de la misma, Guillermo Ahuja, al frente del grupo denominado Agenda Ciudadana, ha hecho pública su preocupación por el traslado de la pieza a la Ciudad de México.

Los factores fundamentales son dos: El primero, que pueda ocurrir que la pieza ya no sea regresada a su lugar de origen y se pierda, en definitiva, como ha ocurrido con el “Adolescente Huasteco”, que se encuentra precisamente en el MNA, o “La Apoteosis”, que está en posesión del Museo de Brooklyn, en Nueva York, Estados Unidos de América.

El segundo factor por el que se teme la partida de la valiosa pieza de Tamtoc, es que uno de los propósitos que ha destacado el Instituto Nacional de Antropología e Historia para su traslado a la Ciudad de México, es su restauración, la cual, de darse, de acuerdo al arqueólogo Ahuja Ormaechea, le haría perder su valor histórico.

Por su parte, el delegado del INAH en San Luis Potosí, Juan Carlos Machinena Morales ha garantizado que la Venus de Tamtoc sólo estará el tiempo que se mantendrá la exposición en el MNA, y que la misma estará de regreso en su sitio original, pero con mejores condiciones, en el mes de abril de 2019.

 

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar