Regionvalles

Miscelánea

El viernes habrá una tormenta magnética y estos son sus posibles efectos

En el peor de los escenarios, una tormenta magnética podría provocar una crisis de energéticos y pérdidas económicas profundas

Una tormenta magnética golpeará la Tierra entre el 13 y el 14 de octubre, advirtieron especialistas; por lo tanto, habrá ‘turbulencias’ en el campo magnético de la Tierra entre el 11 y el 15 de octubre, lo que podría causar fallas en las comunicaciones.

No afectará al clima. Sus principales consecuencias puede ser en los dispositivos electrónicos, de navegación o de telecomunicación; por lo tanto, podría aumentar el riesgo de accidentes.

¿Qué es una tormenta magnética?

Las tormentas magnéticas son fenómenos naturales que perturban el clima espacial terrestre, derivando en afectaciones en las telecomunicaciones, la distribución de energía eléctrica y daño a satélites artificiales. En el peor de los escenarios, una tormenta solar podría provocar una crisis de energéticos, asociada a pérdidas económicas profundas e impactando severamente nuestra sociedad.

El doctor Pedro Corona Romero, catedrático del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), del Servicio de Clima Espacial México (Sciesmex) con sede en el Instituto de Geofísica de la UNAM, campus Morelia, explicó al Conacyt que las eyecciones de masa coronal y ondas de choque interplanetarias, conocidas también como tormentas solares, influyen en el campo magnético terrestre. Los ciudadanos pueden percibir efectos menores cuando prenden la televisión y no hay señal, acuden a un cajero o al banco y no hay sistema o sus celulares no funcionan.

Las consecuencias de una tormenta magnética

Pueden tener impactos considerables, por ejemplo, obstaculizar la comunicación de aviones en vuelo con la torre de control o cuando los sistemas de localización (GPS) dejan de funcionar u ofrecen datos incorrectos e incluso las brújulas dejan de ser confiables.

“La primera vez que nos hicimos conscientes de las consecuencias de las tormentas solares fue en 1859, en lo que se conoce como el evento Carrington. Entonces ya se contaba con redes de telégrafos y algunas comunicaciones basadas en radiofrecuencia. Durante el evento Carrington, algunas estaciones de telégrafo funcionaban sin baterías y se produjeron chispas en su cableado, lo que generó incendios. Richard C. Carrington, un astrónomo amateur, concluyó que esto se debió a una explosión del Sol. Un siglo después, en 1989, en Quebec sucedió algo similar, entonces la ciudad se quedó sin electricidad durante nueve horas debido a que se quemaron transformadores de alto voltaje”.

 

Vía Publimetro

Commentarios

comentarios

Más vistas

Al tope
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar