Regionvalles

Lupillo González

¿Y ahora que hacemos?

Después del tremendo escándalo de corrupción revelado y descrito en un video por parte del diputado ahora con licencia Enrique Flores y el Alcalde de Ébano Crispín Ordaz sobre el cómo se blanquean las cuentas públicas en San Luis Potosí, vino una fuerte reacción de la ciudadanía que empezaba a gestarse desde que el tema del sistema estatal anticorrupción fue entorpecido y contaminado por los diputados locales potosinos.

La gran lección que recibieron los diputados en Ciudad Valles fue ejemplar, ya que en lugar de entender la terrible indignación de la ciudadanía después de destaparse la serie de actos de corrupción entre alcaldes, diputados y la Auditoria, varios de estos diputados como Sergio Desafassiux y José Luis Romero menospreciaron esa irritación social y hasta se burlaron de ella. Posterior a la fallida sesión de los legisladores en Ciudad Valles donde salieron por piernas, el pirómano Oscar Vera le aventó más gasolina al fuego ardiente, amenazando con meter a la cárcel a los manifestantes que impidieron se llevara a cabo la sesión.

El pasado jueves el recinto legislativo estaba lleno al tope no solo de gente sino también de indignación colectiva que se respiraba en el ambiente, en esta lucha contra la corrupción caben todos. Esta vez el aún legislador del Partido Verde Manuel Barrera como Presidente de la Mesa Directiva del Congreso ordenó un cerco policíaco donde ubico a cientos de policías vestidos de civil que impidieron que la gente encolerizada reventara la sesión. Retando a la ciudadanía en general y a todas las instituciones se negó a pedir licencia, otro con dotes incendiarías se mantiene en el puesto aprovechando el fuero para no poder enfrentar a la justicia hasta que por la mayoría de sus compañeros legisladores se logre su desafuero y entonces pueda como sucede con cualquier ciudadano responder por sus actos ante la Procuraduría de Justicia, porque ni la ciudadanía puede declararlo como culpable, como él tampoco puede erigirse como inocente, para eso existen las instituciones de Procuración de Justicia, a las que este diputado tanto detesta y tanto temor tiene enfrentar.

Pero entonces, ¿Qué viene ahora?
La exigencia de la ciudadanía en general es muy clara, que se castiguen los actos comprobados de corrupción sin permitir una vez más la impunidad.
Deben revisarse a fondo las cuentas públicas de todos los ayuntamientos, poderes y organismos autónomos ya que lo hecho por la Auditoria Superior del Estado es un cochinero y solo deja dudas y más dudas. La clara evidencia del blanqueo de cuentas obliga a intervenir a la Auditoria Superior de la Federación ante la emergencia potosina y volver a revisar de forma seria, eficaz y responsable todos los recursos federales y en los casos que claramente expresa la ley correspondiente.

Ya existen tres ex diputados con licencia que están involucrados en los actos de una presunta red de corrupción pero Manuel Barrera empujado y envalentonado por su gurú Cándido Ochoa se niega a pedir licencia, entonces ahora viene el proceso de desafuero para que pueda enfrentar la justicia sin el escudo protector llamado “fuero” y no pueda aprovechar el poder que le da seguir de legislador para escabullirse.
Viene la eliminación impostergable del fuero que lleva un año y medio congelado. Oscar Vera el tres veces diputado plurinominal y propietario de la franquicia Conciencia Popular fue el único de los diputados que se negó a firmar el pliego petitorio que incluía el compromiso de eliminar el fuero. Los demás si lo firmaron pero no podemos ni de chiste confiarnos o bajar los brazos, ya que los diputados son capaces de recular en tribuna aunque firmen algo, basta recordar a Crisógono Sánchez, Jorge Aurelio y Martín Alvarez, famosos por dar reversa a la eliminación de la tenencia vehicular en la legislatura pasada.

Nunca más permitiremos una imposición para el nuevo Auditor o para el Fiscal General y del Fiscal Anticorrupción, existe el compromiso que debemos defender muy fuerte para que estos provengan de gente de calidad moral reconocida, alejados totalmente de partidos, exgobernadores, gobernadores o diputados. Se deberán impulsar figuras sólidas desde la sociedad civil, respaldados fuertemente por la ciudadanía, de los contrario estaremos perdiendo una oportunidad histórica para cambiar de fondo estas instituciones corroídas por la corrupción. El momento es ahora.

Commentarios

comentarios

Al tope
Abrir Chat
1
Close chat
Hola gracias por visitarnos.

Empezar