Locales

Amparo contra uso del glifosato salvará muchas vidas: líderes campesinos

*Tiene un letal impacto en la salud y el medio ambiente, aseguran.

CIUDAD VALLES, S.L.P. El amparo que prohíbe el uso del Glifosato en México, así como la siembra de granos transgénicos es un gran acierto del gobierno federal por el enorme daño que provocan a la salud, al medio ambiente, y a los cultivos criollos.

Así lo manifestaron líderes de organizaciones campesinas como Pedro González Gómez, dirigente de la Central Independiente de Obreros y Campesinos (CIOAC); Said López de Olmos, coordinador del Movimiento Huasteco Democrático (MHD); y Martín Hernández Ramírez delegado de la Confederación Nacional Campesina (CNC) de Tamuín, al coincidir en que el herbicida está cada vez más relacionado con la expansión de cáncer en niños, adolescentes y adultos, daño renal, afectaciones epáticas y cardiopatías, entre otros problemas de salud.

Por esta causa países de diversas partes del mundo como Francia, Alemania, Australia, Escocia, Vietnam, Nueva Zelanda, Malacia, Marruecos, Colombia, Argentina, Eslovenia, Estados Unidos, Suiza, entre otros tienen prohibido que los agricultores utilicen el herbicida para el control de malezas.

En México el gobierno federal mediante un decreto emitido en diciembre del 2020 y publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) estableció medidas para ir reduciendo paulatinamente el uso del glifosato hasta la suspensión total en el 2024.

Sin embargo un juez federal otorgó una suspención provisional de amparo contra el decreto, lo cual permitiría a la empresa fabricante del glifosato siguiera utilizando el herbicida en México y sembrando el maíz transgénico.

Inmediatamente la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales ( SEMARNAT) promovió un amparo contra el primero y el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, revocó la suspensión y dejó vigente la prohibición.

Gonzáles Gómez manifestó que en Ébano, Tamuín y San Vicente se está manifestando con grado preocupante el incremento en cáncer vinculado tanto al glifosato como el consumo de maíz transgénico que ya se está cultivando en esa zona.

Nuestro país está importando hasta el 50% de maíz blanco para el consumo humano en lugar de fomentar el apoyo a productores nacionales, lo cual provoca que haya un desabasto en este alimento.

Pero eso no es justificante para desplazar el maíz doméstico de México por el transgénico.

En lugar de ello deben reestablecerse mecanismos de respaldo a la producción nacional, pues en 10 años seguramente tendremos muchos muertos más por el herbicida y el maíz modificado genéticamente, expresaron.

Por su lado López de Olmos y Martín Hernández, indicaron que en ambos casos no solamente el productor y sus familias sufren las consecuencias del plaguicida y del transgénico si no los jornaleros que no tienen un sistema de salud que los atienda.

Los dirigentes campesinos avalaron la prohibición del herbicida y de la siembra de granos transgénicos, y manifestaron que permaneceran atentos al tema pues temen que la industria fabricante persista en sus propósitos de seguirlos manejando en nuestro país.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top