Artículo

“Aquí Estamos Hoy”, la taquería más antigua de Valles; 75 años de sabor único

CIUDAD VALLES, S.L.P. Con tan sólo imaginar los tacos suaves o dorados, y las tostadas del restaurante ” Aquí Estamos Hoy” , literalmente ” se hace agua la boca”, las papilas gustativas se alborotan, el olfato percibe el aroma y el estómago los exige, cosa que jamás imaginaron Doña Rosita Montaño Oviedo y su esposo Don Vicente Medina Díaz, cuando en 1945 instalaron un anafre con carbón encendido, una mesita de madera con mantel con mantel floreado, banquitos y una linterna en la esquina de las calles Independencia e Hidalgo y comenzaron a ofrecer lo que desde entonces es una delicia culinaria:

Podemos asegurar que los taquitos – así con cariñito- son una marca, un icono gastronómico de Valles cuya fama rebasa fronteras.

Claro, existe un secreto en la preparación de la carne deshebrada, papá, sesos, frijoles refritos estilo mantequilla, selección del queso, y en el punto de calentamiento del aceite en el comal que Doña Rosita le dio y la mezcla perfecta para darles el toque especial de sabor.

Cuenta la historia familiar, que la demanda de taquitos creció tanto que los clientes hacían fila para comprarlos y no les importaba comer de pie.

Por esa preferencia, Don Chente y Doña Rosita decidieron rentar un local al comienzo de la calle Hidalgo, frente al Jardín Hidalgo y el 9 de Agosto de 1945 abrieron sus puertas y surgió el nombre como una manera de los clientes supieran dónde estaban.

Como dato anecdótico la taquería quedó a un costado de la refresquería ” El Oasis” que era un refugio de los amantes del rock en sus inicios, cuyas paredes de madera estaban tapizadas con cuadros de jóvenes copetones con chamarras de cuero, pantalón ajustado y acampanado, botín de tacón cubano y ellas con falda amplia, blusas de manga abombada, peinados sencillos con diademas de tela o bandas de colores.

Y desde luego la rockola con los grupos y cantantes de moda y los cuadros de motociclistas con chaleco de mezclilla y muchachos en autos convertibles.

Hasta ahí llegaba el aroma de los tacos de “Aquí Estamos Hoy” cuando el sol comenzaba a ocultarse y los rockeros con la saca alegría de ese entonces acudían a saborearlos, acompañados por agua de limón o frutas, o refresco.

Por razones de espacio, en 1950 la taquería se trasladó a una casona de madera y enjarre en la calle 5 de Mayo, donde ahora existe un estacionamiento y ahí pernaneció hasta 1971 y posteriormente se instalan en un local de amplio patio en la calle Morelos, casi esquina con Escontría.

Su fama estaba muy cimentada y por sus mesas pasaron artistas, deportistas, políticos famosos y gente del arte.

Era casi obligado que los artistas y visitantes foráneos a la feria de Valles, acudieran a cenar al “Aquí Estamos Hoy”.

Había quienes compraban docenas de tacos para llevar o enviar a sus familias ya sea en ciudades del país o de Estados Unidos.

A los taquitos Don Chente y Doña Rosita le agregaron patitas de cerdo y chiles en vinagre hechos en casa, así como salsas picosas al gusto del cliente.

Y la gente seguía abarrotando el local atendido por los descendientes de Don Vicente y Doña Rosita.

En 2O13 “Aquí Estamos Hoy” pasa o ocupar su propio local en Obregón y Damián Carmona donde con la misma calidad y receta siguen siendo una de las taquerías preferidas de propios y visitantes pues el sabor de sus productos sigue siendo el mismo que hace 75 años.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top