Porfirio López

Desbordados por el 2021

La clase política en la entidad potosina anda toda desbordada por la elección del 2021. Existe una gran cantidad de adelantados que quieren figurar en las candidaturas a gobernador, diputado federal y legislador local, además de los aspirantes al gobierno municipal con sus respectivas planillas. No es para menos, la entidad figura en el top ten de entidades productivas y competitivas, además tiene un enclave de la industria automotriz más influyente en el país y la ubicación geográfica es envidiable para el turismo de negocios, cultural y de aventura.

Existen a la fecha empresas encuestadoras que perfilan candidatos con metodologías poco transparentes, medios impresos y digitales que han barajeado nombres en sus respectivas bitácoras o trascendidos, existen muchos nombres ventilándose como probables candidatos, algunos con un historial político complejo y otros presumiéndose ajenos a la clase política.

Para la elección de gobernador están apuntados los nombres de políticos con larga experiencia en la labor legislativa y como gobernante como el panista ex alcalde y ex senador Octavio Pedroza Gaitán, Xavier Nava Palacios actual alcalde panista de la capital del estado, detrás de ellos están los nombres de la candidata en la elección pasada y ex senadora Sonia Mendoza Díaz y el diputado local Rolando Hervert Lara.

En el caso del partido en el gobierno, se han ventilado nombre de funcionarios de primer nivel como el titular de Educación Joel Ramírez Diaz, el encargado de Finanzas Daniel Pedroza Gaitán y el secretario de Desarrollo Económico Gustavo Puente están en el radar del priismo estatal y atrás de ellos el eterno posible candidato Carlos Jiménez Macías. Cualquiera que sea el candidato del PRI tendrá una afrenta compleja dado que la marca del partido está muy alicaída y desdibujada en la imaginaria del votante y sus centrales obreras, populares y campesinas que les daban votos ya no son lo que eran antes.

En el caso de los partidos nuevos o emergentes está el caso del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se ha ventilado el nombre del delegado federal Gabino Morales Mendoza, Esteban Moctezuma Barragán titular de Educación Pública y el retorno de un miembro de la vieja guardia política como Juan Ramiro Robledo Ruiz. Cualquiera que sea el candidato del partido en el gobierno a nivel federal, ya se vislumbra el discurso a utilizar.

Seguramente será el discurso polarizante y acusador del presidente de la República, quien resulte candidato a gobernador, diputado local o presidente municipal tendrá a la mano la doctrina de la 4T, pensando emular la elección del 2018, que tantos bonos electorales le otorgó al hoy presidente de la República.

Existen otros nombres que suspiran por la candidatura a gobernador, están los casos del ex funcionarios como Enrique Galindo Ceballos que anda recorriendo municipios, el ex presidente municipal de Soledad de Graciano Sánchez y actual diputado local Ricardo Gallardo Carmona, quien se ha dedicado a recorrer en los últimos meses la entidad con la finalidad de ser el candidato del Partido Verde y forjar una posible alianza con Morena, en ese mismo sentido ha salido a la luz pública el nombre de Adrián Esper Cárdenas actual alcalde independiente del municipio de Ciudad Valles y quien ha expresado su intención de contender o de tener un proyecto en puerta para la gubernatura.

Ese mismo escenario de múltiples nombres y aspirantes se repite a nivel local en el municipio de Ciudad Valles, aquí todos los miembros de la clase política se están moviendo en colonias y ejidos, los partidos políticos abren sus oficinas municipales, los aspirantes andan repartiendo apoyos o soltando entrevistas en medios impresos o digitales, con la pandemia encima todos han salido caritativos, hay quien reparte despensas o entrega cubrebocas o gel sanitizante en sectores populares.

En el caso de los partidos que tienen estructura, control territorial y camino recorrido en el tema de las candidaturas y elecciones, por el Partido Acción Nacional (PAN) está claro que David Medina Salazar empresario de la construcción tiene una clara ventaja sobre cualquier otro aspirante que quiera tener ese partido, por lo pronto nadie ha expresado ser el posible candidato. En el caso del PRI apenas se está configurando su comité directivo y no se ve quien podría atreverse a ser candidato del partido sobre quien pesa una losa pesada de agravio y corrupción.

Los dos últimos dos presidentes municipales emanados de ese partido Jorge Terán Juárez y Juan José Ortiz Azuara no dejaron buenos recuerdos en una amplia capa social, durante los dos trienios que alternaron el poder.

En el caso de los partidos nuevos o emergentes está el caso del Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano, Partido Verde, Partido de la Revolución Democrática y el más emblemático y de reciente creación Morena, el cual en 2018 bajo la dirección y el discurso de AMLO hizo ganar la diputación local y la diputación federal, pero ante los magros resultados y las acciones limitadas de Edson Quintanar y Ricardo del Sol tendrán que buscar un buen perfil si quieren retener ambos puestos públicos.

Los nombres ventilados se seguirán disputando territorios, encuestas, portadas en impresos y medios digitales, más de uno pagará entrevistas a cualquier precio conforme se acerque el último mes del año, lo más importante vendrá después de la designación, donde podremos observar que planteamientos tienen hacia el futuro, que plan de trabajo, que estrategias y que metas, objetivos e indicadores persiguen. Si ello se configura estaremos hablando de campañas electorales con nivel, si en lugar de ello se elige el discurso barato de descalificar, acusar y abusar de la imagen pública entonces no iremos hacia ningún lado.

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top