El caso de Kimmich ha desatado un fuerte revuelo en Alemania. Las autoridades alemanas vienen instando a los no vacunados a inmunizarse, ante el incremento constante de casos de coronavirus.

Alemania acumula estas semanas un pico tras otro de contagios, con una incidencia semanal situada por encima de los 400 casos por 100.000 habitantes. La tasa de vacunados con la pauta completa se sitúa sobre el 70 % de la población.

VÍA ESPN