Inicio Editorial La Editorial RV 21 Febrero

La Editorial RV 21 Febrero

62
0
La gestión adecuada de la planta tratadora Tanque Tenorio es esencial en esta crisis hídrica, pero también para mantener la actividad en la zona industrial

La reciente conclusión del contrato entre la Comisión Estatal del Agua (CEA) y la empresa internacional Veolia ha dejado a la planta tratadora de agua Tanque Tenorio en una posición precaria, generando inquietud en la administración municipal encabezada por el alcalde Enrique Galindo Ceballos.

Esta mañana Galindo Ceballos expresó que la situación está poniendo en jaque la operación del Tanque Tenorio, lo cual revela la magnitud del desafío que enfrenta la ciudad en materia de tratamiento de agua. La planta, en su momento, fue aclamada como un modelo internacional en esta área, pero ahora queda en manos de la dependencia estatal que, según el alcalde, se ve rebasada por la envergadura de la tarea.

La salida de Veolia, que tenía la concesión de la planta, plantea preguntas sobre las razones detrás de la no continuidad del contrato. Aunque el alcalde desconoce los motivos, sus palabras reflejan una esperanza compartida: que la resolución de esta situación se dé en beneficio de los habitantes de San Luis Potosí y las empresas de la Zona Industrial.

La preocupación del alcalde no es infundada, Tanque Tenorio se erigía como la principal planta tratadora de la ciudad, siendo vital para el procesamiento de todo el agua residual de la región. Este lugar no solo desempeña un papel crucial en el saneamiento, sino que también contribuye a la generación de energía eléctrica para las industrias asentadas en la Zona Industrial.

El alcalde tiene razón al expresar su preocupación por posibles problemas energéticos y de saneamiento que podrían surgir en la Zona Metropolitana si la planta no opera de manera eficiente.

La ciudadanía y las empresas de San Luis Potosí merecen un suministro de agua y un sistema de saneamiento eficaz.

 

 

Revelan perfiles del PVEM al Senado y diputaciones federales, parece que esta vez ya es la definitiva

Se revelaron los últimos nombres de las y los aspirantes del Partido Verde Ecologista de México, para competir en las siguientes elecciones.

Ruth González Silva y Gilberto Hernández Villafuerte encabezarán la fórmula para el Senado, con expectativas que, esta vez, sean definitivas. Sin embargo, el proceso de oficialización aún está pendiente, pero todo parece indicar que así será, pues Sonia Mendoza ya es la candidata a la alcaldía.

Este anuncio se suma a la confirmación de los candidatos de Morena, con Rita Ozalia y Nacho Segura, mientras que del Partido del Trabajo se aguarda información, resonando el nombre de Héctor Serrano con fuerza.

En el ámbito de las diputaciones federales, la coalición “Sigamos haciendo historia” quedará de la siguiente manera: por el 1 va Aremy Velasco Bautista; en el dos, el legislador local con licencia, José Luis Fernández Martínez; en el tres, el impresentable expriista, Óscar Bautista Villegas; en el cuatro de Ciudad Valles, Francisco Adrián Castillo Morales (excolaborador de Mónica Rangel); Juan Carlos Valladares Eichelmann en el cinco y Daniel Guillén y Briceyda García Antonio en el seis y siete, respectivamente.

Sin embargo, tras este anuncio, se percibe un sentimiento generalizado de descontento entre las bases, pues hasta el momento han quedado fuera el exdelegado de los programas del Bienestar, Gabino Morales y el extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Leonel Serrato.

Múltiples movimientos, compromisos y desdenes durante el proceso electoral han dejado a muchos sintiéndose relegados y desilusionados, como los últimos referidos, quienes están dando patadas de ahogado para ser incluidos.

 

 

Ejidatarios del Bosque de Niebla de Xilitla presentan amparo legal para detener la tala de árboles que amenaza este ecosistema único

Ejidatarios del Bosque de Niebla de Xilitla han levantado la voz a través de un amparo legal para detener la tala de árboles que amenaza este ecosistema único. Encabezados por la asociación civil Perteneces y respaldados por el abogado José Mario De la Garza Marroquín, esta acción legal busca salvaguardar los derechos humanos ambientales y preservar la riqueza natural de la región.

El Bosque de Niebla no es solo un conjunto de árboles; es un tesoro de la huasteca potosina que se erige como un paisaje singular. Este espacio, parte de la Región Prioritaria para la Conservación Xilitla, destaca por sus majestuosos árboles y su papel esencial en la preservación del medio ambiente. El amparo presentado es un llamado urgente a las autoridades competentes para que regulen y detengan la tala de árboles en esta área protegida.

El abogado De la Garza Marroquín expone la omisión de las autoridades competentes en supervisar y regular la actividad de extracción de recursos forestales en el bosque. La falta de supervisión ha permitido la práctica de tala clandestina, una actividad ilegal que pone en peligro la integridad de este valioso ecosistema. Este amparo, además de detener la acción presente, podría revelar la existencia de permisos federales para la tala y la necesidad de evaluar su legalidad y condiciones.

Es fundamental subrayar que este no es el primer llamado de alerta. Desde 2017 y 2018, la deforestación en esta área fue denunciada debido al desplazamiento de comunidades indígenas y al evidente daño ambiental.

 

 

Disgusta propuesta de organizar tours para visitar cascadas secas o petrificadas, pero la dura realidad es que no hay agua

Mal les ha caído a los operadores turísticos de la Huasteca potosina, la propuesta del titular de Turismo del estado, Juan Carlos Machinena de organizar tours para visitar cascadas secas o petrificadas, como él mismo lo llamó.

Y es que el turismo, ese motor económico que puede revitalizar la región Huasteca, pero en medio de la ardua sequía que golpea la zona, fue que surgió esta controvertida idea de promover las «cascadas petrificadas». Una propuesta que, aunque nace como respuesta a la difícil situación ambiental, ha generado divisiones y escepticismo entre los actores involucrados.

La crítica más contundente proviene de Ena Buenfil, quien califica la idea como un completo disparate y arremete contra Machinena, acusándolo de estar desconectado de la realidad mientras «anda de viaje».

La falta de verificación y recorridos, según Buenfil, deja a cada operador turístico en la región a su suerte, afrontando la peor época para el negocio turístico en la historia, incluso superando los desafíos vividos durante la pandemia.

En este panorama, la Huasteca enfrenta un doble desafío: la adversidad climática y la necesidad urgente de impulsar su alicaído sector turístico. Es fundamental que las autoridades turísticas trabajen de la mano con los operadores locales, escuchando sus preocupaciones y desarrollando estrategias que no solo enfrenten los retos ambientales, sino que también promuevan el turismo de manera sostenible y atractiva.

 

 

Proyectan ampliación mayor del aeropuerto de Tamuín, lo cual podría atraer vuelos nacionales e incluso internacionales pues podrían aterrizar aviones de grandes dimensiones

El proyecto de ampliación del aeropuerto de Tamuín permanece en una suerte de suspensión, sin avances tangibles ni obras en proceso. A pesar de esta aparente inmovilidad, la ambición del proyecto ha tomado nuevas dimensiones, estimándose que la inversión inicial podría ascender ahora a más de mil millones de pesos.

El titular de la Secretaría de Turismo Estatal, Juan Carlos Machinena, reconoció la falta de avance en el proyecto, pero señaló que con la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que asumió el control de las instalaciones en diciembre pasado a través de la paraestatal, se espera reactivar las obras de modernización y ampliación tan pronto obtengan el financiamiento necesario.

La esperanza es que estas obras puedan estar concluidas antes de que termine la actual administración federal.

El núcleo central del proyecto se centra en la expansión de la pista de aterrizaje, inicialmente planeada para extenderse en poco más de un kilómetro. Sin embargo, las recientes consideraciones apuntan a una longitud aún mayor. Este ajuste no solo facilitaría el aterrizaje de aeronaves de mayor envergadura, sino que también abriría la posibilidad de establecer rutas interconectadas, conectando el aeropuerto de Tamuín con vuelos nacionales e incluso internacionales.

Aunque el plan original apuntaba a la modernización del aeropuerto huasteco para el primer cuatrimestre de 2024, la complejidad derivada de replantear su operatividad ha generado un escenario más desafiante.