México y el Mundo

Sheinbaum modifica mensaje y participa en la agenda nacional

Analistas ven que cambio de discurso de la jefa de Gobierno responde a la construcción de su candidatura a la Presidencia. Resaltan el uso del color guinda y el oro, identificados con Morena.
La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dio un golpe de timón en su discurso luego de que Morena perdiera terreno en la Ciudad de México en las elecciones del 6 de junio y ante la carrera presidencial que ya ha comenzado dentro de su partido hacia 2024.

La mandataria pasó de enfocar sus conferencias virtuales en dar información a los ciudadanos sobre la pandemia de COVID-19 y programas sociales, a retomar los eventos masivos y defender la Cuarta Transformación como proyecto de ciudad y en el país, encabezado por la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sheinbaum llamó la atención a su equipo por la falta de ciudadanos durante la inauguración de dos Pilares en el Centro Histórico el 8 de junio. Ese mismo día, arremetió contra los partidos de oposición.

“Nada más hay que revisar la historia de estos partidos, por eso decimos: no va a regresar la corrupción a la ciudad y vamos a estar atentos a ello”, afirmó.

Por primera vez el 1 de julio, en la celebración a tres años del triunfo de Obrador en las elecciones de 2018, Sheinbaum acudió a un evento de su partido, en el que se consideró fue su destape hacia la presidencia al recibir gritos de apoyo de los morenistas.

Días más tarde, el 11 de julio, alrededor de 3,000 personas la recibieron al grito de “¡presidenta, presidenta!”, cuando acudió a inaugurar la Línea 1 del Cablebús en Cuautepec, Gustavo A. Madero.

Buscar la recuperación de Morena en la capital y su propia carrera hacia la candidatura presidencial son los dos factores principales para el cambio en la proyección de la mandataria, señala Jaime Cárdenas, exconsejero del IFE y doctor en Derecho por la UNAM.

“El que esté más presente en la esfera pública obedece a dos motivos: el primero, los resultados en la ciudad que no fueron muy favorables al partido gubernamental, entonces creo que ella se siente obligada o comprometida a estar más en los medios y en la escena pública.

“El segundo motivo tiene que ver con sus grandes posibilidades como la candidata de Morena a la Presidencia de la República; creo que la doctora Sheinbaum es ‘la candidata’”, explica Cárdenas.

El triunfo de la oposición en 9 de las 16 alcaldías así como en el Congreso capitalino, donde sin ser mayoría los partidos de la alianza Va por la CDMX obtuvo 32 de 64 diputaciones, fue atribuido por Sheinbaum –siguiendo lo declarado por el Obrador– a una campaña en contra de su partido.

“En el caso de la Ciudad de México coincido con lo que dijo el presidente. En los últimos meses hubo una campaña de desprestigio muy fuerte contra nuestro movimiento que tuvo impacto en una parte de la ciudadanía”, sostuvo el 7 de junio, un día después de las elecciones, durante la presentación del tramo ampliado de la Línea 4 del Metrobús.

A partir de ese momento, Sheinbaum se ha mostrado más cercana al presidente, de quien antes mantenía cierta independencia evidente en la estrategia de COVID-19, donde la mandataria promovió el uso de cubrebocas y puso el ejemplo, incluso, en eventos junto a Obrador, quien –hasta ahora– se niega a usarlo en sus eventos y conferencias.

En este mes de julio también se han ido cambiando los colores del logotipo del Gobierno capitalino, antes sólo se usaba el verde y el gris, ahora se han retomado el guinda y dorado, los cuales forman parte de la cromática de Morena y se han usado en los diseños del Gobierno federal.

Antes:

Ahora:

Vía Expansión

Commentarios

comentarios

Más vistas

To Top